Inicio Sociedad Una novedosa tecnología permite llevar a los hogares obras maestras del Renacimiento

Una novedosa tecnología permite llevar a los hogares obras maestras del Renacimiento

Obras maestras de las más destacadas colecciones del patrimonio italiano se sumaron a la iniciativa bautizada DAW, un inédito sistema tecnológico que realiza reproducciones digitales y reactualiza el debate sobre la industrialización del arte.

Obras maestras de las más destacadas colecciones del patrimonio italiano -como Galerías Uffizi en Florencia, la Gallerie dell’Accademia en Venecia o la Pinacoteca di Brera en Milán, se sumaron a la iniciativa bautizada DAW, un inédito sistema tecnológico que realiza reproducciones digitales y reactualiza el debate sobre la industrialización del arte.

Pinturas de Caravaggio, Leonardo da Vinci, Sandro Botticelli, El Greco, Modigliani, Canaletto, Tiziano y muchos otros son reproducidas, con el visto bueno de los museos, a escala 1 a 1, con una avanzada tecnología y protegidas por un sistema encriptado (similar al de Blockchain) y un enmarcado final artesanal, que ofrece al comprador un híbrido digital y analógico.

“Es un Doppelgänger, un doble andante”, se animaron a decir algunos medios italianos al presentar este flamante proyecto e intentar explicar qué es lo que diferencia -a estas obras- de un poster que se adquiere en la tienda del museo, o de la reproducción que podría realizar un experto en copiar imágenes.

“Cada DAW (Digital Art Work) está calificada como una pieza de coleccionista, certificada y autenticada por el museo que guarda la obra maestra. Y adquirir una de ellas significa contribuir a la conservación del original, además de que la mitad de los ingresos de la venta son entregados al museo poseedor del original”, explica a Télam el experto en tecnología Franco Losi, uno de los fundadores de la iniciativa bautizada Cinello, junto con John Blem, un ingeniero electrónico afincado en Copenhague.

Canestra di Frutta, de Caravaggio

Canestra di Frutta, de Caravaggio

Es como sumar un nuevo estrato de sentido a los vericuetos filosóficos y benjaminianos que se dirimen entre el original y la copia: en este caso las pinturas originales son escaneadas y fotografiadas con la más alta definición y los compradores adquieren una pantalla, con las dimensiones exactas de la original, montada en un marco realizado por artesanos, tal como la pintura real luce en la sala de su museo.

Según explica el filósofo coreano Byung-Chul Han en su libro “Shanzai”, en el pensamiento de Oriente no existe la idea de original. Los chinos tienen dos conceptos para designar la copia: el término ‘fangzhipin’ refiere a las creaciones en las que es evidente la diferencia respecto del original, mientras que ‘fuzhipin’ alude a una reproducción exacta que tiene el mismo valor que la original, sin una connotación negativa.

La Scapiliata, de Leonardo da Vinci

La Scapiliata, de Leonardo da Vinci

El arqueólogo y arquitecto argentino Daniel Schávelzon manifestó alguna vez que “no hay arte en la sociedad capitalista sin esa confrontación dialéctica entre lo original y lo falso, entre realidad e ilusión, entre sagrado y profano. Es inherente a la historia del arte”, sentenció y ejemplificó con el caso de Rembrandt, quien realizó muchas obras en un taller con la colaboración de sus ayudantes, y a quien además contrataban para terminar obras hechas por otros artistas.

Hoy para asegurar la mejor experiencia del usuario usamos monitores de ultra alta definición. En el futuro, simplemente venderemos la obra de arte intangible, la imagen.

FRANCO LOSI

¿Y cómo funciona esta novedosa iniciativa? Los museos proporcionan a Cinello los archivos en alta resolución de sus obras maestras más importantes, a partir de los cuales se crea la obra de arte digital, en dimensiones reales, reproducciones limitadas, en series numeradas, cada una acompañada de un certificado de autenticidad firmado por la empresa y el director del museo de origen de la obra original.

Hasta ahora, han establecido acuerdos de colaboración con el Complejo Monumental de la Pilotta en Parma, las Galerías Uffizi en Florencia, la Gallerie dell’Accademia en Venecia, el Museo del Palacio Pretorio en Prato, el Museo y el Real Bosco de Capodimonte en Nápoles, la Pinacoteca di Brera, la Veneranda Biblioteca Ambrosiana en Milán, la Fundación Monte dei Paschi de Siena y la Fundación Cavallini Sgarbi.

Según Losi, es proyecto es “fácil de entender si se considera que, inevitablemente, todas las obras materiales están destinadas a desgastarse y eventualmente desaparecer”.

Télam: ¿Cuál fue la génesis del proyecto?

Franco Losi: Soy el hijo de un pintor (Cinello Losi) que se ha dedicado durante mucho tiempo a las ediciones y serigrafías. La idea de la matriz en el arte fue lo que me inspiró. He pasado mi vida trabajando en tecnología, en Estados Unidos. Comencé en Mountain View, California, a principios de los años noventa, donde fundé mi primera empresa de inteligencia artificial. Y Cinello es el resultado de mis dos grandes pasiones: el arte y la tecnología.

Madonna del Cardelli, de Rafaelle Sanzio

Madonna del Cardelli, de Rafaelle Sanzio

T: Varios museos prominentes están involucrados en el proyecto. ¿Cómo recibieron las instituciones esta propuesta?

FL: Se sorprendieron y se entusiasmaron. Pasaron ambas cosas. Diría que los directores se entusiasmaron inmediatamente. Básicamente, por dos razones: en primer lugar, el archivo digital está protegido, mejorado y ayuda a hacer ‘eterno’ el trabajo material (tarde o temprano destinado a un inevitable deterioro), y en segundo lugar está el asunto de la ayuda económica, que ofrecemos a los museos con las ventas DAW (ya que reciben la mitad de los ingresos de las ventas).

T: ¿Cuáles son las obras más requeridas?

FL: En nuestro catálogo están todos los artistas del Renacimiento. Por lo tanto, es imposible elegir uno solo. La oferta representa lo mejor de la producción artística mundial jamás realizada.

T: ¿Todas las obras se entregan en el mismo soporte tecnológico?

FL: Hoy para asegurar la mejor experiencia del usuario usamos monitores de ultra alta definición. En el futuro, simplemente venderemos la obra de arte intangible, la imagen.

T: ¿Cuál es el precio de las obras del catálogo?

FL: El rango de precios comienza a partir de los 70.000 euros.

T: ¿Cree que el futuro del arte está en los medios digitales?

FL: El futuro del arte es digital. El arte es la expresión del mundo, y si el mundo se está volviendo digital, entonces el arte debería ser digital también.

Fuente de Noticias: Telam

Op: María Fernanda Olivera

Must Read

Desde este lunes 6, los bares y restaurantes tendrán la oportunidad de extenderse una hora más de lo habitual

Los comerciantes podrán atender todos los días desde las 20 hasta la 1 de la madrugada. El sector gastronómico advierte que la situación económica...

¡Bienvenida Filipa! la hija de Paula Chavez y Pedro Alfonso

La nueva integrante de la familia Chavez-Alfonso, nació este sábado en la Trinidad de Palermo Bienvenida Fili! junto a un corazón subió hace minutos el...

El “Mono” de Kapanga se prende a la guaracha santiagueña

Martín Fabio participa de "Me tiene loco", segundo corte difusión del nuevo material discográfico de Los Arcanos del Desierto. El "Mono" de Kapanga se prende...

El Gobierno provincial adelantó como continuará el cronograma de entregas de barrios del IPV, en los próximos meses

Desde el organismo oficial adelantaron que se viene el mega sorteo para los departamentos alejados Jáchal, Iglesia, Valle Fértil y Calingasta. Además, avanzan para...

Para el fundador de la plataforma Flixxo, “modelos como el de Netflix ya son viejos”

Desarrollada en Argentina y con 20.000 usuarios activos en menos de una semana desde su inauguración, Flixxo es una experiencia hasta ahora única en...

LEER DIARIO D3 AQUI

Abrir chat
hola estamos esperando tu mensaje. Dale escribinos.