Proyectan una suba de los alimentos con piso del 6% en julio

Según relevamientos privados, el rubro acumuló un alza del 4% en la primera quincena. Algunas estimaciones prevén aumento de hasta el 7,5%.

La inflación volverá a acelerarse en julio. Así lo pronostican las consultoras privadas, que advierten que por diversos factores el Índice de Precios al Consumidor (IPC) subirá este mes en torno al 7%. Y los alimentos, en ese escenario, no son la excepción. Según distintos relevamientos, en las primeras dos semanas el rubro ya trepó 4% y, proyectado a lo que resta de julio, estiman incrementos con un piso del 6%. Se trataría de un dato sensiblemente mayor al registrado en junio, cuando esta división trepó 4,6% y tuvo la mayor incidencia en el IPC general que resultó con un alza de 5,3%.

La consultora Ecolatina brindó un primer pantallazo de lo que ocurrió en la primera mitad del mes: el IPC GBA que realiza la firma trepó 7,9% en la primera quincena de julio respecto al mismo periodo del mes anterior. “La aceleración de más de 2 p.p. se dio en un contexto de elevada volatilidad financiera que implicó subas en los dólares paralelos. Por este motivo, y en conjunto con ciertas restricciones a las importaciones impuestas al cierre de junio, la elevada incertidumbre sobre los costos de reposición fue un factor que influyó en la fijación de precios”, destacó el informe.

El rubro de Alimentos y bebidas marcó un alza del 8,1% (por encima del promedio), por lo cual, si bien esperamos una dinámica algo más calma en la segunda parte del mes, la suba del rubro difícilmente perfore el 7% en el mes”, explicó a Ámbito Santiago Manoukian, economista de la consultora. “Esperamos un nivel general de inflación del 7,5% para julio. Alimentos estaría en ese rango, obviamente esto va a depender de si se logra calmar las expectativas en lo que resta del mes y si no hay ningún otro evento disruptivo, que en principio no estamos esperando. Pero está sujeto a eso”, agregó.

Por su parte, el relevamiento de precios de los alimentos que realiza la consultora LCG, marcó en la segunda semana de julio un aumento de 1,5%, desacelerándose 1 p.p. con respecto al valor observado en la semana previa. “No obstante, en dos semanas los alimentos acumulan una suba del 4%, que en términos mensuales equivale a 8,2%”, señalaron desde la firma.

“A su vez, es de destacar que por segunda semana consecutiva el porcentaje de productos con aumentos se mantuvo por encima del 30%. Esto refleja una marcada aceleración de la inercia con un acortamiento de los tiempos de remarcación. De mantenerse en estos niveles, equivale a suponer que todos los precios relevados se corrigen al alza cada tres semanas”, agregaron.

En tanto, desde Eco Go registraron una variación del 1,4% en la segunda semana del mes con respecto a la semana previa, lo que implicó una desaceleración de 0,6 p.p. en el margen. “Con este dato y considerando una proyección de variación semanal del 1,2% para las próximas tres semanas del mes, la inflación de alimentos consumidos en el hogar en julio treparía a 5,9% mensual”, destacaron desde la firma.

Las consultoras estiman que la inflación de julio rondará el 7%

Las consultoras estiman que la inflación de julio rondará el 7%

Miradas

Camilo Tiscornia, director de T&C Asesores Económicos, señaló que la evolución del precio de los alimentos “tiene un comportamiento dispar”. “Se ven aumentos en bebidas, panificados, frutas y lácteos; pero no, por ejemplo, en la carne. Por eso, por ahora, el rubro alimentos viene debajo de la inflación general”, señaló Tiscornia.

Por su parte, al analizar los factores que impulsan aún más al alza a los alimentos, Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, remarcó: «En julio la aceleración de las distorsiones macroeconómicas como mayor emisión monetaria, infructuosa colocación de deuda en moneda local en la previa, restricción a las importaciones y mayor brecha cambiaria muestra aumentos de hasta el 20% en alimentos de la canasta básica. Por su parte, comienza el tramo de ajuste de tarifas que tendrán impacto sobre el sector industrial y comercial de alimentos que también derivará en aumentos en destino final en góndola. A su vez, los conflictos aún sobre el transporte y la distribución debido al problema de gasoil en los surtidores en estaciones de servicios también le ponen mayor calor a la variación de precios«.

Otros aumentos

Más allá de los incrementos en el rubro alimentos, otros sectores también traccionarán al alza la inflación general. “Para julio, las expectativas de inflación están por encima del 7% mensual. Esto se debe a la inestabilidad macroeconómica y política, en un mes donde hay elevada estacionalidad por el turismo, aumentos autorizados en productos regulados”, señalaron desde LCG, y agregaron: “Con todo, corregimos nuestra proyección de inflación para fin de año, ubicándola en un piso 90% anual a diciembre”.

“Con los sucesos recientes, las perspectivas nominales empeoraron notablemente. Incluso estimando una desaceleración en los últimos cinco meses del año, para estacionarse levemente por debajo del 5% mensual, proyectamos un piso para la inflación de 2022 de 85%. Este nuevo escalón sugiere que la desaceleración esperada para el año entrante (en torno al 70%), quedará muy por encima de las cifras anuales del promedio 2018-2021 (poco menos de 50%)”, agregaron al respecto desde Ecolatina.

Por Andrés Randazzo

Op: Rosales Zamira

Los comentarios están cerrados.