Es decir, el agravamiento de la crisis económica nacional, en un principio, no afectó el humor social del sanjuanino con medidas de rápida acción, como puede ser abastecerse con productos básicos. Desde la firma Café América, uno de los principales mayoristas, indicaron que el movimiento fue «habitual», incluso, más reducido que en las jornadas posteriores al pago del aguinaldo. El mismo escenario reflejaron desde la Cámara de Supermercadistas, que nuclea a los principales negocios de barrio. En esa línea también se expresaron desde la Cámara de Comercio de San Juan. Si bien se vivió un jueves con ventas «normales», desde los tres sectores indicaron que el escenario es de «total incertidumbre», con precios que se modifican todos los días, rubro por rubro, ítem por ítem. En el caso de Café América, su gerente Comercial, Jorge Casas, fue claro al expresar que el escenario de ayer, «capaz, que no es el mismo para mañana». En el tema precios, aseguró que «hay movimiento» en todos los productos y, respecto al abastecimiento, indicó que los rubros más afectados son azúcar, aceite y harina aclarando que «pude haber faltante de alguna marca, no del producto». Esto es, si un cliente busca alguna marca en particular, «puede que no la encuentre, pero tenemos de otras firmas».

En el comercio local indicaron que hoy la clientela consulta más las posibilidades de pago.

La compra de productos básicos para el hogar suele ser el primer indicio de crisis ante un escenario de incertidumbre económico, en el que el valor del peso se deprecia día a día con escaladas altas como la que tuvo el dólar ayer (Ver página 2). De tener fondos disponibles, la gente busca rápidamente desprenderse del dinero comprando algo que sabe que lo va a necesitar. El cambio en la moneda estadounidense no sólo afecta al precio del producto, sino también a la provisión de los mismos, ya que los principales proveedores de los supermercados pueden dejar de distribuir, por miedo a perder con la venta o no lo pueden hacer por no contar con insumos que llegan desde el exterior y tienen que ser comprados en dólares.

Salida. Desde la firma Café América indicaron que hubo circulación normal de clientes, incluso, menor que a principio de mes.  

Sobre los proveedores, Casas indicó que «hay movimiento» de precios a diario y que «algunos nos han traído aumentos y otros que no pasaron aumentos, pero no entregaron lista de precios». Así, dijo que la situación debe ser analizada día a día. Por otro lado, sostuvo que depende del rubro, ya que hubo una línea de productos de una marca de alimentos y bebidas que, sorpresivamente, esta semana «tuvo baja de un 10 por ciento en el precio». Así, el referente de Café América expresó que «hay mucha incertidumbre» y que «el temor que tiene el consumidor final es el mismo que tenemos nosotros».

Desde la Cámara de Supermercadistas, Andrea López expresó que «no se ha notado un movimiento inusual», mientras que sobre el precio dijo que «nosotros compramos en los mayoristas, por lo que si, a la hora de comprar, el producto tiene un nuevo valor, el precio se tiene que actualizar».