«Índice Big Mac»: según «The Economist», el peso argentino no es el más devaluado del mundo

Según la última edición del «Índice Big Mac» (IBM), el peso argentino está «subvaluado» y el dólar mayorista debería valer $114,56 para que la hamburguesa cueste lo mismo que en EEUU.

El Índice Big Mac del diario The Economist genera desconcierto. Según el último reporte, el peso argentino está «subvaluado» y el dólar mayorista debería valer $114,56 para que la hamburguesa cueste lo mismo que en EEUU.

¿Qué es el índice Big Mac? se basa en la teoría de la paridad del poder adquisitivo, es decir, que el tipo de cambio debería moverse a un ritmo que iguale el precio de los bienes y servicios entre los países. En este caso, se utiliza la hamburguesa clásica de Mc Donald’s que se vende en todo el mundo. El último reporte, si bien perdió referencia con la Argentina si se puede utilizar para analizar lo barata que resulta la Argentina para los turistas extranjeros.

La ecuación es la siguiente: si un Big Mac cuesta $590 en Argentina y u$s5,15 en los Estados Unidos, el tipo de cambio implícito es $114,56. Ahora, cuando se calcula la diferencia entre el resultado y el tipo de cambio real, en $129,12, se obtiene que el peso argentino está «subvaluado» en un 11,3%.

Entonces, para que un Big Mac cueste lo mismo en Argentina que en Estados Unidos, el dólar mayorista, de referencia para el índice, debería estar en $114,56. Medido según la cotización oficial, el precio de la hamburguesa equivale a u$s4,33. En cambio si se tomara el dólar blue, que este viernes cerró a $337, para comprar un combo clásico se necesitarían u$s1,75.

El viajero extranjero, entonces, podría comprar 2,94 hamburguesas en Argentina con los u$s5,15 con los que se compra un sólo Big Mac en Mc Donald’s de su país de origen.

El IBM se basa en la teoría de “Paridad de Poder Adquisitivo” desarrollada en el siglo XIX por el economista sueco Gustav Casel, según la cual una moneda está “alineada” con otra si permite comprar una misma canasta de bienes al mismo valor, expresado en cualquiera de las dos monedas.

Llamativamente, lo que dejó el último relevamiento es que el peso argentino no se encuentra entre los países con mayor devaluación de su moneda. En primer puesto, se encuentra el bolívar venezolano con una péridda del 65,8% del poder adquisitivo, seguido por el leu rumano, 55,7 %, y la rupia indonesia, 54,6 %. Colombia con el 33,4 % y el quetzal guatemalteco, 34,7 %.

FUENTE: ÁMBITO

OPERADOR: ANA PAULA CARRASCO

Los comentarios están cerrados.