En un principio había trascendido que había existido una comunicación telefónica entre el presidente Alberto Fernández con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva. Conversación que se habría realizado en el transcurso del jueves. Sin embargo, desde la propia Casa Rosada corrigieron la información y advirtieron que en realidad el Presidente le envió un mensaje a Georgieva donde le explicó las razones de los cambios de ministros.

El contacto se volvió imprescindible porque la salida de Silvina Batakis del Ministerio de Economía generó una sorpresa entre los integrantes del Fondo que hacía poco más de 48 horas habían estado reunidos con la ahora exfuncionaria, que había llegado a Washington para presentarse como la reemplazante de Martín Guzmán.

En ese encuentro la titular del FMI destacó los «esfuerzos iniciales» de Batakis para fortalecer la sostenibilidad fiscal y la aprobación de un financiamiento por 200 millones de dólares por parte del Banco Mundial.

El mensaje presidencial viajó a través de un funcionario que habitualmente habla con los dos. No trascendió si desde el FMI regresó alguna reacción frente a la explicación de por qué Batakis dejó el cargo y se designó a Sergio Massa al frente de una especie de súperministerio que contiene, además de Economía, a Producción y Agricultura.

 

Por lo pronto se supo que el mensaje enviado por Alberto Fernández dice que “Sergio Massa fue mi escudero a la hora de reunir el apoyo político en el Congreso para aprobar el acuerdo que Argentina firmó con el FMI”.