El secreto de las mariposas Kallima para camuflarse

Una investigación que estudió el mimetismo de las mariposas Kallima, cuyas alas imitan a una hoja muerta, descubrió el gen responsable de su capacidad para camuflarse de los depredadores y su relación con las presiones evolutivas del ambiente, se informó hoy.

Si bien la parte superior de las alas de la mariposa Kallima es de colores brillantes -como azul intenso, negro y naranja- cuando esta especie bate sus alas la parte inferior revela un fuerte contraste en tonos de marrón apagado, que imitan una hoja muerta o seca, lo que les permite camuflarse de los animales depredadores.

«Las alas de las mariposas tienen estructuras relativamente simples, pero esta estructura simple es responsable de algunas funciones muy complejas como la locomoción, termorregulación, preferencia de pareja y evasión de depredadores», explicó Wei Zhang, investigador de mariposas en la Universidad de Pekín (China).

Zhang agregó que «como estas alas son estructuralmente simples pero funcionalmente complejas, creo que las alas de las mariposas son el sistema ideal para abordar múltiples cuestiones evolutivas».

Para entender la evolución y la genética responsables de la capacidad de la mariposa de la hoja de roble para disfrazarse, el equipo recogió muestras de Kallima de 36 géneros diferentes de toda Asia, consignó la agencia DPA.

A partir de esto, secuenciaron los genomas de estas mariposas y se centraron en un gen, denominado corteza, que parecía ser el responsable de la variación de los patrones de las hojas.

De este modo, evidenciaron que las presiones evolutivas sobre este gen provocan interesantes cambios morfológicos en la población de mariposas.

«Este polimorfismo del ala de la hoja se ha mantenido en múltiples especies de Kallima, pero las diferentes especies pueden tener diferentes frecuencias de fenotipos», explicó Zhang.

Y añadió que esto se debe a «la proliferación de plantas específicas en hábitats concretos, por lo que las mariposas obtendrán más beneficios de protección al tener diferentes frecuencias de fenotipos alares».

El equipo se centró en una región, el Himalaya oriental, como centro de diversificación de las mariposas Kallima, donde encontraron tanta variación que pudieron examinar la evolución a una escala más pequeña de lo habitual.

«Rara vez tenemos casos que ilustren con detalle cómo se originó la diversidad de especies y la diversidad genética en un punto de diversidad como éste», señaló el investigador.

En el futuro, Zhang y su equipo tienen la intención de seguir examinando cómo varían la coloración y los patrones de las alas en diferentes regiones y con diferentes plantas, ya que les gustaría investigar «cómo estos genes facilitan, y originan esos hermosos patrones de diversificación de las alas», concluyó.

Op: Rosales Zamira

Los comentarios están cerrados.