Luego de que trascendiera que se secuestraron teléfonos de los detenidos por estar implicados en el saqueo a una distribuidora y la frustrada maniobra al hipermercado Changomas, el gobernador Sergio Uñac se refirió a los avances en la investigación. «Esperemos que la Justicia actúe de la manera más rápida posible», auguró.

En rueda de prensa, previo a la entrega de 60 viviendas en Ullum, el Gobernador afirmó que, «según me confirma la Policía no hubo ninguna motivación real. Hubo una motivación que tiene que haber tenido como inicio a algún promotor de la situación. Esperemos que esté investigando la Justicia. Me parece que cada uno de los poderes debe tener la responsabilidad de entregarle a la sociedad las repuestas respecto de acciones de agitadores, de personas que reciben ayuda del Estado y que utilizan el tiempo restante, teniendo en cuenta que es muy poca la obligación que se les pide a quienes cobran un plan, para cometer este tipo de delitos».

En ese contexto, sostuvo: «Esperemos que la Justicia actúe de la manera más rápida posible, más efectiva posible y con el mayor rigor. Quienes alteran el orden público deben recibir de parte del Estado la condena respectiva».

Por otra parte, Uñac volvió a asegurar se sacará todos los planes sociales a los involucrados. «Todos los que no tengan que ver con los derechos de los niños. Es decir, no se tocará la Asignación Universal por Hijo, porque este no es un derecho del titular sino que tiene el objetivo de asegurar a los menores lo imprescindible para poder vivir», explicó el Mandatario provincial.

En cuanto a la situación actual, Uñac indicó que «hasta ahora la situación está controlada y me parece que va a ser ejemplificador lo que pase respecto de estas personas, para el futuro».