El próximo martes saldrá publicado en el Boletín Oficial, la resolución general de la AFIP por la cual 1911 empresas, las que tienen la mayor ganancia impositiva en el último ejercicio, deberán adelantar el pago de un anticipo del impuesto a las ganancias del año próximo. La AFIP estima que podrá recaudar en este concepto unos 250 mil millones de pesos. «Es una resolución de estricta justicia social, porque los que más ganan pueden contribuir a que el gobierno tenga más espaldas para afrontar distintos compromisos», explica Carlos Castagneto, titular de la AFIP, en una entrevista con Página/12. «Dicen que lo van a judicializar» para evitar pagarlo, pero asegura que «esta estudiado que no va a afectar los procesos productivos ni va a obligar a despedir personal, como se escuchó decir».

Quien utilizó esos argumentos fue el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja. Castagneto, evitando nombrarlo personalmente, dijo que estñá convocando a la Unión Industrial Argentina «para explicarles y pedirle su colaboración». Hará la misma gestión ante la federación de consejos profesionales de ciencias económicas.

La resolucion general de la AFIP alcanza a aquellas empresas que tuvieron un beneficio impositivo mayor a 100 millones de pesos en el último ejercicio. «Estamos hablando de 1911 empresas, que deberán adelantar el vencimiento del anticipo del impuesto a las Ganancias. Los que superaron un beneficio impositivo de 300 millones de pesos, deberán pagar 25% del impuesto que le correspondió en el ultimo ejercicio. Los que estén por arriba de los 100 millones (pero por debajo de 300), un 15%. Cifra que, por supuesto, es deducible de los impuestos a las ganancias del año que viene», explicó Castagneto en la tarde del viernes, poco después de haber firmado la resolución.

«Es un número de empresas que equivale al uno por ciento del total de las que tributan Ganancias. Por un lado, hay comentarios de que lo van a judicializar. No se trata de un nuevo impuesto, nosotros le hemos pedido una reunión a la Union Industrial y también hemos coordinado una reunión con la federacion de Consejos profesionales de ciencias económicas, para explicarles y pedirles una contribucion de tipo colaborativo de empresas que tuvieron un beneficio económico muy importante por la pandemia, en una primera instancia. Y en una segunda instancia, por todo el conflicto belico en Europa Oriental donde se han vuelto a ver muy beneficiadas. Argentina no está aislada del mundo, y uno ve que en la mayoría de los países estan tomando este tipo de decisiones, para que los que más puedan, cooperen con un momento difícil».

– Llamó la atencion el argumento del titular de la UIA, que dijo que esto podía afectar la posibilidad de inversión de las empresas e inclusive el empleo.

– Siempre que se toman este tipo de medidas, responden con advertencias sobre lo más sensible, que es el trabajo y la producción. Nosotros acá estamos hablando de renta tributaria, no estamos hablando de la ganancia pura. De un solo tributo, que es Ganancias, y además de un anticipo, que no tiene por qué afectar. Por eso estamos aspirando a reunirnos. A veces, enseguida se trata de enfrentar al gobierno con la actividad privada. Y creo que nosotros hemos ayudado a muchas industrias con el ATP y ahora mismo con el Repro, y se le ha pagado un salario mínimo durante casi 12 meses en época de pandemia para que no despidieran gente.

Entonces, ahora estamos pidiendo una colaboración, ahora que han tenido una ganancia extraordinaria. Pero no queremos esta dicotomía ni que se toque lo más sensible, que es decir que se va a afectar la cadena productiva o que tienen que sacar personal.

¿Cuál es la estrategia que se plantea para combatir la evasión a gran escala?

– Lo que estamos haciendo, en primer lugar, es tratar de hacer una planificacion estrategica para trabajar en conjunto de las tres áreas de la AFIP, para que también la gente no se sienta avasallada con distintas fiscalizaciones. Si va Seguridad Social, mira la parte laboral, y si va DGI, mira la parte impositiva, entonces es necesario hacer una fiscalizacion integral, para cruzar datos y hacer una fiscalización correcta.

Ahora hemos detectado empresas que en los ultimos años no presentaron Ganancias impositivas, en consecuencia no pagaron impuestos. Es un trabajo que venía haciendo la DGI con cruces sistémicos, y encontramos que entre las grandes empresas, las que más facturan, hubo 222 que presentaron cero peso de impuesto a abonar. Representan un tercio del universo de contribuyentes de mayor facturación. Y de ellas, 153 no pagaron nada de impuesto a las ganancias en los últimos tres ejercicios anuales. Los principales rubros involucrados son intermediación financiera, industria alimenticia y explotación de minas y canteras.

Pero son sectores que se han visto beneficiados en medio de la crisis, tanto en pandemia como con el salto en los precios de las materias primas…

– Bueno, por eso digo que estamos investigándolo, que es el paso previo a la fiscalización, la cual hay que hacerla con datos concretos. También hemos sacado otra resolución por la cual hemos endurecido un poco los requerimientos para que las empresas puedan acceder a una reducción en el anticipo de Ganancias. Son aproximadamente cinco mil empresas que hoy tienen ese beneficio, pero pensamos que la situación actual hace que este organismo deba poner un poco más de énfasis en estas cuestiones. También tenemos la responsabilidad en las autorizaciones para importar y exportar. No digo que antes no se hacían estos controles, digo que la situación obliga a poner más énfasis.

– ¿Tienen identificados sectores o actividades que, particularmente, presenten características más habituales de evasión y merezcan una atención  y seguimiento especial?

Sí, trabajamos con un mapa de la evasión. Por eso tiene ese gran desarrollo territorial la AFIP. Estamos haciendo una tarea de cruces de bases de datos y ese trabajo en conjunto de las tres áreas, Seguridad Social, DGI y Aduanas, que es muy importante. Nos va a revelar mucha más información. Ya hemos detectado una cantidad de empresas que se manejan con facturas apócrifas. en Seguridad Social (Castagneto era el anterior director general del área) intimamos a más de 120 mil empresas que pagaban Ganancias y no tenían un solo empleado registrado. esos cruces de información también se van a hacer con la Aduana, y vamos a analizar la capacidad económica de aquella empresa que quiere sacar divisas del país para importación. Vamos a realizar una trazabilidad muy exhaustiva de todas las empresas que pidan dólares, trabajando en conjunto con el Banco Centrsl y el Ministerio de Economía.

Vamos a tener bajo control satelital a todo el país, y no es sólo por la evasión en el campo. Esa información dará cuenta de personas y empresas que no están inscriptos y deberían estarlo.

En estos días se hizo un decomiso muy importante sobre pesca en Mar del Plata, también estamos dando mucha preponderancia al tema de la trata laboral. Hoy (viernes) hemos hecho operativos en Santiago del Estero, en Salta, hemos encontrado mucha gente en condiciòn de trata laboral. Yo ya dije que no voy a perdonar un caso de trata, porque las condiciones en que están las personas sometidas a esta situación son infrahumanas.

– Pareciera, por lo que cuenta, que los casos de trata de personas son mucho más difundido de lo que en realidad se conoce.

– Le doy un ejemoplo. Hay algo que tenemos incorporado como una normalidad en Argentina, que es el trabajo «golondrina», que en definitiva en el 80% de los casos termina siendo trata laboral. Nosotros hacemos mucho enfasis en este problema, y donde vamos, encontramos casos. Hemos encontrado en el Alto Valle, en Balcarce, en las cosechas de todo el país. Trabajamos sobre dos ejes fundamentales que son: un mapa de riesgo y la percepción del riesgo. Hay mucho trabajo de trata laboral sobre lo que es arándanos y frutilla, que generalmente es trabajo infantil. Nos hemos metido en lugares donde la gente no tiene casa, no tiene baño, te cobran la comida y en definitiva, en cuatro meses de cosecha cobran 20 mil pesos.

Y cuando vos decís donde están los que trabajan, nadie sabe. Vamos trabajando, articulando, no te digo que lo vamos a sacar de un día para el otro, pero el hecho de la percepcion del riesgo y que se sepa que tenemos información, va a empezar a modificar las cosas.

Por Raúl Dellatorre

Op: Rosales Zamira