Este lunes se supo que Juan Román Riquelme visitó al plantel después del clásico contra Racing y les habló a todos los jugadores, muy molesto por la fuerte pelea que se vivió entre Carlos Zambrano y Darío Benedetto, quienes terminaron a las piñas.