Casi 600 multas al mes en una esquina de Rawson por pasar el semáforo en rojo.

En dos meses se realizaron 450 fotomultas en esta peligrosa intersección debido a esta infracción. 

Por: Fabiana Juárez

La imprudencia de la gente no deja de sorprender a las autoridades de Rawson. Y los números grafican por sí solos una situación preocupante. En promedio, por mes, se registran casi 600 fotomultas por cruzar el semáforo en rojo en las tres esquinas donde funciona este sistema, cifra que supera ampliamente las registradas cuando el mismo comenzó a regir en 2018 y que no superaban las 100 mensuales. La esquina de General Acha y Progreso es donde más infracciones de este tipo se comete: en dos meses fueron 450 en total.

Hace unos días falleció una embarazada tras protagonizar un siniestro vial en la intersección de Libertador y Caseros. Tras el hecho, el municipio de Capital decidió semaforizar esta esquina como medida de seguridad vial, aunque está visto que la inconsciencia puede más que la luz roja.

Por la pandemia, el sistema de fotomultas quedó en stand by porque la empresa que presta este servicio y se encarga del mantenimiento de los equipos cada 15 días es de Córdoba y por la cuarentena dejó de venir. Pero en julio pasado se restableció el servicio en las tres esquinas donde funcionó originalmente, que son Doctor Ortega y Lemos; Doctor Ortega y Vidart, y General Acha y Progreso, arrojando cifras preocupantes. ‘Entre julio y agosto pasados se registraron 1.177 fotomultas en estas tres intersecciones, lo que da en promedio cerca de 600 (588) por mes, lo que nos parece una barbaridad’, sostuvo Guillermo Heredia, secretario de Gobierno de Rawson.

Durante el primer año de vigencia de esta sistema se registraron 100 fotomultas en promedio por mes.

De las 1.177 registradas entre julio y agosto de este año, la mayoría fue por infracciones cometidas en la intersección de General Acha y Progreso. Fueron 450 en total, mientras que en segundo lugar quedó la esquina de Doctor Ortega y Superiora con 377, en el mismo período. El tercer puesto fue para la esquina de Doctor Ortega y Lemos, con 350 fotomultas.

Según Heredia, el sistema de fotomultas funciona de la siguiente manera: las cámaras captan la imagen (en foto y video) del vehículo que cruza en rojo, focalizando su patente. Estas imágenes las recibe la empresa cordobesa y las envía a la oficina de monitoreo del municipio de Rawson, donde se determina si se trata de una infracción. Si el resultado es positivo, inmediatamente remiten las imágenes al Juzgado de Faltas y se lo notifica al infractor. Se le envía una citación por correo al domicilio que figura en el Registro de Propiedad del Automotor, así sea dentro o fuera de la provincia.

A prueba. Doctor Ortega y Lemos fue la primera esquina donde el municipio de Rawson instaló una cámara para fotomultas como prueba piloto.

Un castigo que pretende crear más conciencia

Pese a que la sanción económica por pasar un semáforo en rojo alcanza las 250 UF (unidades fiscales, cada una equivale al valor de un litro de nafta de la más cara), es decir unos 44.250 pesos, hay conductores que recibieron más de una fotomulta en las esquinas de Rawson que cuentan con este sistema. Es por eso que desde el municipio buscaron agregar una sanción extra al pago de la multa. Quien reincida en este tipo de infracción, además de pago monetario, deberá participar en una charla que buscará concientizarlo sobre el riesgo de su mal proceder. ‘Vamos a dar charlas con los miembros de Familias del Dolor, que es un grupo de personas que perdieron un hijo u otro familiar en un siniestro vial a raíz de la imprudencia ajena. La idea es que den su testimonio sobre el dolor que les provocó este hecho de modo que el infractor sienta el mal y dolor que causó con su falta de conciencia y responsabilidad’, dijo Guillermo Heredia.

 

Op: Juan Llarena

Los comentarios están cerrados.