La industria pyme crece, pero poco

La mejor performance fue de “Químicos y Plásticos” y “Papel, cartón, edición e impresión”, ambos con una suba de 9 por ciento.

La producción de las pymes industriales registró en agosto una mejora interanual de 1,2 por ciento y en el acumulado del año la mejora es de 2,6 por ciento respecto al mismo mes de 2021. A su vez, frente a julio la actividad de las pymes fabriles tuvo una retracción de 0,5 por ciento, según informó este domingo la Confederación de la Mediana Empresa (CAME).

La mejor performance en agosto estuvo en dos ramas industriales: “Químicos y Plásticos” y “Papel, cartón, edición e impresión” ambos con un aumento anual de 9,0 por ciento. En “Alimentos y bebidas” la suba fue de 2,9 por ciento y en “madera y muebles” de 0,5 por ciento. La contracara fueron las caídas de “metal, maquinaria y equipo de material de transporte (-0,5 por ciento) e “Textiles e Indumentaria” (-13 por ciento). Lo que sigue es el detalle por sector:

Productos químicos y plásticos. La producción subió 9,0 por ciento anual y 7,6 por ciento mensual en agosto. CAME destacó que el sector viene trabajando firme, con pedidos crecientes y muchas empresas con expectativas positivas porque arrancan meses buenos para la actividad. Sin embargo, las empresas siguen marcando que los problemas de abastecimiento de insumos les frena la producción.

Papel, cartón, edición e impresión. La producción subió 9,0 por ciento anual en agosto y 4,8 por ciento mensual. “Las empresas consultadas señalaron que están produciendo bien, a pesar de que reabrieron gráficas y hay más competencia”, destacó CAME. Eso explica las inversiones fuertes que está haciendo en el sector para ganar competitividad y ofrecer mejores precios. Hubo algunos problemas de abastecimiento, como es el caso de los adhesivos, que son importados y complicaron ciertos trabajos.

Alimentos y bebidas: La producción subió 2,9 por ciento anual y 5,0 por ciento mensual en agosto. El mercado interno, a pesar del factor precios, se mantiene firme, pero las empresas exportadoras señalan que están teniendo más problemas para colocar sus productos en el exterior por la menor demanda internacional. “Si bien los proveedores fueron normalizando las entregas, las empresas consultadas marcaron que hay faltantes y continúan las subas de precios de los proveedores. Los que usan harina de insumo, fueron coincidentes en que el producto sigue llegando con aumentos en cada entrega”, sostuvo CAME.

Maderas y Muebles. La producción subió 0,8 por ciento anual y bajó 5,0 por ciento mensual en agosto. CAME remarcó que las empresas coincidieron que se está trabajando bien, pero con poca rentabilidad, y problemas para reponer la mercadería por los aumentos de precios. “Además, observan menos efectivo en la calle y hay preocupación sobre la continuidad de la demanda en los próximos meses”, agregó la entidad empresaria. Otra problemática presentada son los requerimientos de pagos de los proveedores, que exigen el dinero al momento de la entrega o al realizar el pedido. Hay buenas expectativas por la venta que genere el mundial de futbol.

Indumentaria y textil. La producción bajó 13,0 por ciento anual y 2,6 por ciento mensual en agosto. Los empresarios señalan que se les está haciendo cuesta arriba la actividad por los aumentos en insumos como hilos, estampería, telas, tintas, o látex, entre otros. CAME advirtió que las empresas enfrentan el dilema de que los proveedores nacionales subieron hasta 50 por ciento el precio de muchos insumos de un mes a otro, pero cuando dejan de comprarles y quieren importar, se les demoran las entregas.

Capacidad instalada

 

El uso de la capacidad instalada de las pymes se ubicó en 71,1 por ciento, 0,4 puntos por debajo de julio pasado, con el nivel más elevado en el rubro Textil e Indumentaria, con el 76,9 por ciento. Por el contrario, por debajo de la media se ubicó Alimentos y Bebidas, con el 68,2 por ciento.

En agosto, la mitad de los sectores relevados aumentaron el uso de sus instalaciones en el mes, y la otra mitad lo redujo. En muchos casos la caída no respondió a la menor demanda, sino a faltantes de insumos, señaló CAME.

FUENTE: PÁGINA 12

OPERADOR: ANA PAULA CARRASCO

Los comentarios están cerrados.