Cruces de sanciones entre Occidente e Irán elevan la tensión diplomática

El Mundo

Irán anunció este miércoles sanciones contra instituciones, personas y medios de comunicación de la Unión Europea (UE) en respuesta a acciones similares impuestas recientemente por el bloque, mientras que en paralelo Estados Unidos informó medidas punitivas contra funcionarios y empresas iraníes en un nuevo cruce diplomático por la represión a las protestas tras la muerte de Mahsa Amini.

Amini murió tres días después de su arresto en Teherán por parte de la policía de la moral, que la acusó de haber violado el estricto código de vestimenta del país, incluido el uso del velo en público.

El 17 de octubre, la UE adoptó sanciones contra la policía de la moral y 11 dirigentes iraníes, entre ellos el ministro de Telecomunicaciones, por la represión de las protestas desatadas tras la muerte de la joven kurda iraní.

En represalia, el Ministerio de Relaciones Exteriores iraní anunció este miércoles en un comunicado sanciones contra ocho instituciones y 12 personas radicadas en Europa por «apoyar a grupos terroristas, incitar a la violencia, y provocar disturbios, violencia y actos terroristas» en Irán.

En la lista negra figuran The International Committee in Search of Justice (ISJ), la Liga Internacional contra el Racismo y el Antisemitismo (LICRA) y las versiones en persa de la cadena pública alemana Deutsche Welle y la francesa Radio France International.

Entre los sancionados se encuentran parlamentarios, políticos europeos y dos responsables del periódico alemán Bild.

Las sanciones incluyen la prohibición de visado y la «incautación de sus bienes y activos en el territorio bajo la jurisdicción de Irán», dijo la Cancillería iraní en el comunicado, informó la agencia de noticias AFP.

Horas después del anuncio iraní, el Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, anunció una nueva tanda de sanciones contra la república islámica, que ya carga con varias tandas de represalias económicas por su plan nuclear.

«Estamos anunciando una medida conjunta entre los Departamentos de Estado y del Tesoro que designan a 14 personas y tres entidades, (…) demostrando nuestro compromiso de utilizar todas las herramientas apropiadas para hacer que todos los niveles del Gobierno iraní rindan cuentas», dijo Blinken, en un comunicado.

Las empresas iraníes sancionadas por Washington están «involucradas en los esfuerzos del Gobierno iraní para interrumpir la libertad digital», subraya el Tesoro, en tanto que el Departamento de Estado señala la «censura, vigilancia y actividad cibernética maliciosa contra el pueblo iraní».

Irán se vio sacudido por las protestas desde la muerte, el 16 de septiembre, de la joven kurda de 22 años.

Amini estaba junto a su hermano en una estación de trenes cuando la policía llegó y la golpeó con una porra por no llevar correctamente puesto su velo además de lanzarle gas lacrimógeno, según el relato de su hermano.

Los uniformados le dijeron que la llevaban a la comisaría por una hora para que hiciera un curso de reeducación, pero, en cambio, fue trasladada una hora y media más tarde al hospital de Teherán, al que llegó inconsciente. Murió dos días después.

El caso desató una ola de protestas en todo el país, con mujeres protestando sin el velo o incluso algunas quemándolo en señal de repudio.

Las represiones de las protestas causaron al menos 215 muertos, entre ellos 27 niños, según Iran Human Rights (IHR), con sede en Oslo, Noruega.

Los medios estatales cifran los muertos en unos 60, entre ellos más de una decena de policías.

También ha habido una campaña de arrestos masivos de manifestantes y sus simpatizantes, incluyendo profesores universitarios, periodistas y celebridades.

Las autoridades aducen que el deceso de Amini se produjo por una falla cardíaca, pero organismos de derechos humanos locales e internacionales lo atribuyen a la violencia policial.

Días atrás, los familiares de Amini reclamaron una nueva autopsia, en disidencia con la versión oficial.

Por: Rodo Galdeano
Fuente: Télam

Los comentarios están cerrados.