El FdT debatió en la semana sobre mantener o eliminar las PASO

Distintas opiniones emergieron en una serie de entrevistas que brindaron el presidente Alberto Fernández, el titular del PJ bonaerense Máximo Kirchner, el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el ministro del Interior Eduardo «Wado» De Pedro con relación las Primarias Abriertas Simultaneas Obligatorias.

Referentes de las distintas vertientes del Frente de Todos ratificaron que la unidad de la coalición es «necesaria» y «no está en riesgo», pese a las disidencias que expusieron esta semana en relación a la conveniencia o no de realizar las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), previstas por ley, y sobre los eventuales candidatos que se postularán.

A lo largo de la semana, las distintas opiniones emergieron en una serie de entrevistas concedidas a El Destape por el presidente Alberto Fernández, el titular del PJ bonaerense Máximo Kirchner, el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el ministro del Interior Eduardo «Wado» De Pedro, quienes opinaron sobre la propuesta de mantener o suspender las PASO.

Sin una conducción unificada y suspendido el funcionamiento de la mesa política que integraban representantes del albertismo, el kirchnerismo y el massismo, los planteos fueron puestos sobre la mesa por algunas de las figuras más importantes del FdT y luego se fueron pronunciando otras voces de la coalición.

Una definición esperada fue la del propio presidente Alberto Fernández, titular del PJ nacional, quien el miércoles pasado señaló en una de esas entrevistas que «el mejor peronismo es el que debate y no el que obedece al poder»

La sucesión de reportajes reflejó posiciones contradictorias, alusiones a la potencialidad electoral de algunos dirigentes y también réplicas fuertes, todo enmarcado en un debate al que se fueron sumando el gremialista Hugo Moyano, el ministro bonaerense Andrés Larroque, el embajador Daniel Scioli, la senadora provincial Teresa García, el diputado Eduardo Valdés y la ministra de Trabajo Kelly Olmos, entre otras voces.

Una definición esperada fue la del propio presidente Alberto Fernández, titular del PJ nacional, quien el miércoles pasado señaló en una de esas entrevistas que «el mejor peronismo es el que debate y no el que obedece al poder».

A una semana atípica por el cruce de declaraciones le seguirá en los próximos días un hecho con implicancias políticas importantes para el peronismo de todo el país, ya que en la agenda partidaria se acerca el congreso del justicialismo bonaerense, a realizarse el próximo sábado 5 de noviembre, a las 14, en el club Once Unidos de Mar del Plata.

Una de las voces más contundentes al hablar de la unidad fue la de De Pedro, quien al responder sobre los matices que se perfilan en la coalición puntualizó: «El Frente (de Todos) no se va a romper, sino que tenemos que convocar»

Allí se espera que hable el titular del PJ provincial, el diputado nacional Máximo Kirchner, en un congreso que tendrá como horizonte iniciar el camino para uno de los pilares que tiene en carpeta el espacio que responde a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner: retener la gobernación de la provincia de Buenos Aires, principal caudal de votos del peronismo que reúne casi el 40 por ciento de los votantes del país.

Por eso, la atención del FdT estará puesta en lo que suceda en una semana en Mar del Plata para conocer cómo se resuelven los posicionamientos internos del PJ bonaerense que conduce Kirchner e integran intendentes cercanos al presidente Fernández, como el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y del que participan dirigentes con peso en el conurbano como el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza.

A pesar de las diferencias, tanto en la aplicación de políticas públicas como en las estrategias electorales, los miembros del FdT insisten en que la unidad está garantizada al ser una condición imprescindible para que la coalición tenga posibilidades de triunfo en los próximos comicios.

«Soy un militante político que aprendió con Néstor Kirchner que la política es un proceso colectivo y no individual. Por eso, lo que más preservo es la unidad del Frente de Todos (FdT) porque es importantísima»Alberto Fernández

En ese sentido, el propio Fernández remarcó que «la unidad del Frente de Todos es muy valiosa e importantísima para evitar que Juntos por el Cambio gane las elecciones de 2023», por lo que llamó a un «debate democrático interno con respeto y sin exclusiones» en pos de debatir estrategias electorales y eventuales candidaturas sin poner en riesgo la continuidad de la coalición.

«Soy un militante político que aprendió con Néstor Kirchner que la política es un proceso colectivo y no individual. Por eso, lo que más preservo es la unidad del Frente de Todos (FdT) porque es importantísima», reafirmó.

Una de las voces más contundentes al hablar de la unidad fue la de De Pedro, quien al responder sobre los matices que se perfilan en la coalición puntualizó: «El Frente (de Todos) no se va a romper, sino que tenemos que convocar».

«Quisiera que estuvieran todos juntos (en las elecciones). Todo el mundo está convencido en el Frente (de Todos) de que hay que estar en unidad y apoyando al Gobierno»Hugo Moyano

En tanto, Larroque, ministro bonaerense y secretario general de La Cámpora, propuso «conformar una mesa política para debatir, porque es mejor que el debate sea interno», al hacer referencia a las diferencias que se hacen visibles en la coalición.

«Hay que ser muy cuidadosos porque vemos que el poder y la derecha ya no disimula sobre lo que haría si vuelve al Gobierno. Por eso, hay que ser muy claro en la tan mentada unidad y en la defensa del peronismo como expresión que representa al conjunto del pueblo», sentenció.

También el secretario general de Camioneros, Hugo Moyano, bregó por la unidad del FdT y manifestó: «Quisiera que estuvieran todos juntos (en las elecciones). Todo el mundo está convencido en el Frente (de Todos) de que hay que estar en unidad y apoyando al Gobierno».

En cuanto a la discusión sobre las primarias, Fernández insistió en que «lo mejor es que la gente vote» y al referirse a su propio rol en esta materia dijo «no tener el poder de poner o sacar las PASO porque se crearon por una ley, pero creo que son un gran instrumento creado durante el gobierno de Cristina, que le permitió a la sociedad meterse en los partidos políticos».

Máximo Kirchner y las PASO: «Creemos en la participación y en la construcción de mayorías»

Dos días antes de esa definición del Presidente, Máximo Kirchner había manifestado: «Si quieren que haya elecciones habrá PASO o no PASO, internas en el peronismo, siempre creemos en la participación y en la construcción de mayorías».

De Pedro, en tanto, consideró conveniente suspender las primarias y aseguró que «la mayoría de los gobernadores y los intendentes del FdT se manifestaron a favor de que no haya cuatro elecciones en el año dos nacionales y dos provinciales».

Al respecto, consideró que «la gente está para definir, para votar, pero las discusiones internas se tienen que dar adentro de los partidos políticos porque eso revitaliza la discusión interna».

Con el correr de los días apareció una tercera opción al tema de las PASO: postergarlas al mes de octubre para realizarlas apenas 20 días antes de la elección general. En ese punto bregaron tanto Máximo Kirchner como el diputado nacional Eduardo Valdés.

«Entendemos que el plazo entre las PASO y las generales tiene que ser más corto», sostuvo el titular del PJ bonaerense mientras que Valdés desarrolló una propuesta en esa línea: «En lugar de modificar las PASO, deberíamos hacer que sean 20 días antes de la (elección) general, porque esa cosa de agosto a octubre es una enormidad».

Por Julio El Ali
Fuente: Télam
Op: Rosales Zamira

Los comentarios están cerrados.