Qué se sabe de los dos primeros casos de Cándida auris.

El primer paciente identificado con este «super hongo» fue trasladado, vía avión sanitario, de una clínica del extranjero a un centro de salud local. El segundo se contagió en la Ciudad de Buenos Aires y quedó internado en el mismo hospital. Los pacientes «no compartieron el mismo ámbito en el mismo momento» durante su estadía en la clínica y la investigación epidemiológica «continúa en proceso», informaron.

El Ministerio de Salud de Nación informó este miércoles que «continúa en proceso» la investigación epidemiológica tras la detección de los dos primeros casos de Cándida auris, una especie de hongo que crece como la levadura. Son casos provenientes de muestras de pacientes tratados en una clínica de la ciudad de Buenos Aires que «no compartieron el mismo ámbito en el mismo momento».

Las muestras clínicas fueron identificadas el viernes pasado en un laboratorio privado de CABA a través de la técnica de MALDI-TOF y derivadas al Laboratorio Nacional de Referencia en Micología Clínica (LNRM) del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (INEI) de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis) “Dr. Carlos G. Malbrán”.

Ante esta situación, se procedió a informar a la Gerencia Operativa de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y se realizó una reunión conjunta entre las autoridades y personal de la institución privada, equipos técnicos de la ciudad y del Ministerio de Salud de la Nación. Paralelamente, el LNRM confirmó en un segundo diagnóstico la identificación de Cándida auris en las muestras enviadas, realizó los estudios de sensibilidad a los antifúngicos y asesoró al personal a cargo para poder ofrecer el tratamiento adecuado.

Asimismo, en el marco del Reglamento Sanitario Internacional, se informó de los casos a través del Centro Nacional de Enlace a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Los dos casos detectados

Uno de los aislamientos proviene de un paciente internado desde el 2 de octubre en la unidad de cuidados intensivos de una clínica de la CABA, quien fue derivado de una clínica del exterior del país, trasladado en un vuelo sanitario y, actualmente, permanece internado.

El 18 de octubre se le realizó un urocultivo con aislamiento de Cándida sp, que el 28 de octubre fue identificado como Cándida auris en un laboratorio privado. Las autoridades sanitarias argentinas enviaron «un requerimiento de información al país de procedencia del caso sobre antecedentes de patógenos en la clínica donde estuvo internado uno de los pacientes».

El otro aislamiento corresponde a un paciente que fue tratado de forma ambulatoria en la misma clínica
, donde el 13 de octubre se le realizó un cultivo de líquido peritoneal donde se aisló una levadura posteriormente identificada como Cándida auris. Los pacientes «no compartieron el mismo ámbito en el mismo momento» durante su estadía en la clínica y la investigación epidemiológica «continúa en proceso», informaron.

Cándida auris es un patógeno que se transmite a través del contacto con ambientes contaminados o con personas colonizadas y que fue aislado y descrito por primera vez en 2009. Desde entonces, fue reportada como agente causal de infecciones invasoras en humanos en al menos 47 países.

Los cuidados a seguir

Los expertos recomiendan seguir los protocolos de derivación vigentes y enviar al Centro de Referencia Regional y/o al Centro de Referencia Nacional aquellas levaduras que no puedan ser identificadas correctamente, que tengan resultados ambiguos o que su perfil de sensibilidad lo justifique.

Cualquier levadura que sea identificada como C. auris por MALDI-TOF o por VITEK 2 YST (software versión 8.01) debe ser enviada inmediatamente al Centro de Referencia Nacional para su confirmación por secuenciación del ADN ribosomal.

Además, se remarcó la importancia de la circulación en el país del complejo C. haemulonii. Si bien el complejo C. haemulonii no presenta las características de transmisión que presenta C. auris, comparte la característica de ser un grupo multirresistente a la mayoría de los antifúngicos de uso clínico.

Debido a su facilidad para persistir en el ámbito hospitalario y aparente transmisión horizontal, es de gran importancia la implementación rigurosa de las medidas adecuadas para prevención y control de las infecciones recomendadas por el Centers for Disease Control and Prevention (CDC-2). Es por esto que frente a la identificación de un aislado de C. auris se debe informar inmediatamente a las autoridades sanitarias locales.

Fuente: PAGINA 12

Por: Graciela Herrera

Los comentarios están cerrados.