Mujeres, diversidades y activistas de todo el país saldrán a las calles este jueves 28 de septiembre (28S) bajo el grito «la libertad es nuestra», para pedir «por el aborto seguro y gratuito, por la ESI, por vidas dignas» y luchar «contra las derechas, el ajuste y el Fondo Monetario Internacional (FMI)».

La movilización principal está convocada para las 16 desde Plaza de Mayo hasta el Congreso. También habrá actividades en varias provincias.

En la ciudad de Rosario, Santa Fe, la convocatoria es a las 17 en el Monumento Nacional a la Bandera; en la ciudad de Córdobahabrá un festival musical en el Museo de Arqueología; en San Miguel de Tucumán se marchará desde la Plaza Urquiza hasta la Plaza Independencia; y en Paraná, Entre Ríos, se realizará una marcha a las 17.30 desde la Plaza 1° de Mayo hasta la Plaza Alvear.

También están previstas actividades en San Salvador de Jujuy, donde se hará un pañuelazo en la Plaza Belgrano; y en Posadas, Misiones, donde los feminismos convocaron a las 16 en el mástil de la avenida Uruguay y Bartolomé Mitre para marchar hacia Plaza San Martín y hacia a la Plaza 9 de julio.

Contra las derechas

Las organizaciones convocantes, explicó a TélamLuci Cavallero, integrante del colectivo NiUnaMenos, «tenemos un punto de acuerdo y es que la posibilidad de que la derecha o la ultraderecha gobierne este país significaría la pérdida de muchísimos derechos y un empeoramiento de la vidade muchísimas mujeres, lesbianas, travestis y trans».

La fecha elegida, que coincide con el Día de Acción Global por el Acceso al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, se decidió a partir de un proceso asambleario convocado luego de los resultados de las elecciones primarias el pasado 13 de agosto.

«Los reclamos tienen que ver por supuesto con la defensa de derechos muy importantes para el movimiento feminista, como el acceso al aborto, pero también la educación sexual integral, la escuela pública, las jubilaciones y las moratorias«, agregó Cavallero.

La decisión de salir a la calle también estuvo impulsada por la existencia de «una agenda pendiente», indicó la activista, que incluye «el reconocimiento del trabajo no remunerado y del trabajo comunitario, la ley de cuidados, mayor presupuesto para atender a las violencias y el acceso a la vivienda».

Las mujeres, diversidades y organizaciones movilizarán, a su vez, para reivindicar el concepto de libertad. «La libertad no se puede pensar como libertad individual porque está asociada a derechos que nos hacen posible ejercer esa libertad», sostuvo Cavallero.

Con ese objetivo, durante las últimas semanas se difundieron carteles en las redes sociales y en las calles con frases como «Libertad es que tu vieja haya podido jubilarse» o «Libertad es que el 80% de las infancias que sufrieron abusos pudieron contarlo gracias a la ESI».

Defender los derechos conquistados

Entre las convocantes al 28S se encuentra la antropóloga y activista feminista Rita Segato, quien pidió a «salir a la calle en contra de todas aquellas propuestas de gobierno que nos obligan a dar un paso atrás en las conquistas que hemos conseguido» en estos años. «Tenemos que salir a luchar por un gobierno que no sea anti mujer», insistió.

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, por su parte, convocó a «movilizar en todo el país para defender el derecho a decidir sobre los cuerpos, plasmado en la Ley 27.610 y conquistado por la gesta del movimiento feminista y de la diversidad sexogenérica que desembocó en la marea verde».

En esta línea, la Red de Acceso al Aborto Seguro de Argentina (Redaas) resaltó que esa ley «salva vidas» y «da seguridad jurídica y sanitaria a los equipos de salud».

Amnistía Internacional Argentina, en tanto, advirtió que en el país existe una «tendencia preocupante a reabrir en la agenda pública una discusión que ya ha sido saldada en el Congreso de la Nación»,en referencia a la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), y destacó que esta «reconoce el derecho a la autonomía reproductiva y la libertad de las mujeres de tomar decisiones libres e informadas sobre sus cuerpos».

«Desde la sanción de la ley de aborto, el sistema público de salud garantizó 170.151 interrupciones voluntarias y legales del embarazo en todo el país y las muertes maternas por aborto descendieron de 23 en 2020 a 13 en 2021», detalló la entidad.

También convocan a este 28S la organización Católicas por el Derecho a Decidir, que invitó «a todas las que nos encontramos en las calles en el 2018 y en el 2020 a volver a mostrar su pañuelo, volver a reconocernos en las calles, de donde nunca nos fuimos», y el colectivo  Incidencia Feminista, que coincidió con el resto de las convocantes en la necesidad de «reafirmar, profundizar y democratizar los derechos conquistados».

Fuente: PÀGINA12

Por: Graciela Herrera