33 nuevos guardavidas se suman a la Secretaría de Deportes

Deportes

17

El decreto Nº 0304/2001 establece la necesidad de contar con guardavidas habilitados por la Secretaría de Estado de Deportes para todas las instituciones públicas y privadas beneficiadas con concesiones para explotación de zonas del perilago y natatorios. A su vez establece normativas de seguridad de los bañistas y de primeros auxilios, facultad que otorga la secretaria al área de Coordinación Náutica para elaborar las pautas que deberán cumplir los trabajadores y establecer las condiciones donde ellos ejercerán su función.

La Escuela de formación de guardavidas se dicta en San Juan desde el 2000, y en su año veintidós en forma consecutiva hay más egresados, que están cada vez más capacitados y entrenados. Este 2022 llegó a 33 el número de guardavidas, los cuales son 20 de la zona del gran San Juan y 13 de departamentos alejados, sumando 5 de Valle Fértil, 5 de Jáchal y 3 de Calingasta. La responsabilidad y el compromiso de la formación general, son de la Secretaría de Deportes, que a través de la Coordinación Náutica organiza, dicta, evalúa, acredita y revalida a los aspirantes de cada año. Su formato de carrera cuenta con un diseño curricular de más de 900 de horas de formación. Los profesores del curso son Macarena Ariza, Silvia Maldonado, Lucas Domínguez, Felipe Builes y José Peralta.

En el acto de colación se realizó la entrega de bandera argentina y menciones a los siguientes egresados:

Abanderados:

Abanderado – Juan Ignacio Mereles (promedio 9.33) y certificado.

1° escolta – Ezequiel Bustos Rodríguez (promedio 8.93) y certificado.

2° escolta – Guadalupe Belén Córdova (promedio 8.88) y certificado.

 

Menciones:

José Luis Delgado (nuevo guardavida zonas alejadas) y personal náutico desde hace años.

Jazmín Becerra (compañerismo, dedicación y responsabilidad).

1° promedio escuela zonas alejadas: Juan Cuenca (promedio 9.50).

2° promedio escuela zonas alejadas: Sofía Sánchez (promedio 9.00).

3° promedio escuela zonas alejadas: Paulina Sánchez (promedio 8.00).

 

La importancia que se dicte el curso en departamentos alejados

La creciente demanda de personal calificado para el ejercicio profesional de la función de guardavidas, tanto para cubrir las necesidades de los servicios de seguridad náutica, dependiente de la secretaria, como así también para la totalidad de las instituciones y complejos instalados en todo el perilago, natatorios públicos y privados de la provincia, hace necesario que el padrón de guardavidas habilitados cubra la demanda en aumento de dicho recurso humano.

Otro de los puntos es que se piensa en crear mano de obra local, haciendo frente a la escasez de profesionales del salvamento en zonas alejadas de San Juan. Por eso este año se dio inicio al curso anual de guardavidas en departamentos del interior de nuestra Provincia. Se pudo concretar este proyecto firmando convenios y trabajando en conjunto entre Coordinación Náutica y distintas municipalidades. Es así que llegó dicho curso a los departamentos de Valle Fértil, Calingasta y Jáchal, obteniendo como resultado el egreso de 13 guardavidas, quienes se suman al trabajo preventivo y de seguridad de los lugares habilitados para la natación y el esparcimiento en sus respectivos departamentos.

 

El testimonio de dos de los egresados:

Juan Ignacio Mereles: “Mis sensaciones fueron de llegar al límite en lo físico, con la disciplina, se hace mucho hincapié en el entrenamiento, en el estudio, es un curso que te exige tanto física como mentalmente. Además te hace explotar otras cualidades o habilidades como el compañerismo, desenvolverse dentro de la sociedad, extraer mucho conocimiento como también experiencias de vida. El guardavidas no solo rescata sino previene, es importante capacitar a la gente en RCP, primeros auxilios, que la gente comprenda y vea cuales son los peligros. Invito a aquel que esté pensando en hacer el curso que lo haga, no solo es una salida laboral sino un estilo de vida. Hay que acompañar con integridad física y psicológica”.

Ezequiel Bustos Rodríguez: “Soy el alumno más grande con 32 años y se me complicó para terminar porque tengo otras responsabilidades. Por suerte pude finalizar, estoy contento por terminar como segundo escolta de la carrera. La sensación que me dejó Náutica, así como profesores y las instalaciones, es positiva. El agradecimiento a organizadores, profesores y compañeros.

Por: Rodo Galdeano

Los comentarios están cerrados.