El Gobierno adjudicó los beneficios para las empresas petroleras correspondientes a las Rondas 4 y 5 del Plan Gas.Ar 2023-2028, que “permitirá al Estado un ahorro en subsidios de 19.500 millones de dólares”, según el ministro de Economía, Sergio Massa, quien lideró el acto CCK con presencia de los popes del sector, gobernadores de provincias petroleras y dirigentes sindicales.

En el Gobierno festejaron que “se recibieron ofertas que casi duplicaron el total solicitado, con precios muy por debajo de los máximos previstos. También se recibieron ofertas por más de 45 millones de metros cúbicos diarios para el llenado del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, más del doble de la capacidad que prevé habilitar a principios de 2024“.

Se trata de uno de los principales programas de política económica del Gobierno nacional y una de las pocas “políticas de Estado” sobre la cual las dos alianzas políticas más representativas, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, mantienen un nivel de acuerdo. El Plan apunta generar condiciones de apoyo al sector para maximizar la producción hidrocarburífera para reemplazar importaciones de gas natural licuado y combustibles líquidos por gas local, al tiempo de promover las exportaciones petroleras.

“Esto pone a la Argentina frente a la oportunidad de construir orden fiscal sobre la base de haber alineado un recurso estratégico. Lo más importante que produce este programa es el cambio en la matriz del producto bruto interno de la Argentina. En el 2026, si seguimos adelante con este programa, las exportaciones del sector de hidrocarburos van a llegar a pesar en las reservas y la balanza comercial lo mismo que todo el complejo soja“, aseguró Massa.

Los números

Mediante la extensión del Plan Gas, el Gobierno buscaba asegurar la provisión de base  70 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) de gas por los próximos años y también atraer la oferta adicional que permitiría transportar el nuevo gasoducto Néstor Kirchner, que entrará en operación a mediados del año próximo.

La Secretaría de Energía informó que en relación a la provisión de base “se recibieron ofertas por el 98 por ciento de lo ya adjudicado y con menos de un centavo de dólar de diferencia (3,54 dólares por MMBTU). Se logró mantener el precio de adjudicación de fines de 2020 hasta el 2028 en el marco de un complejo escenario internacional”.

En relación al llenado del Gasoducto Néstor Kirchner, “se recibieron ofertas por casi 18 MMm3/d a un precio promedio de 3,3 dólares el MMBTU para los primeros 14 MMm3/d, esto es un valor 17 por ciento inferior respecto del precio tope del concurso y 20 centavos de dólar menos que los volúmenes planos ya adjudicados en las primeras rondas del Plan. Para el período del pico invernal, el Concurso demandaba 14 MMm3/d y las ofertas recibidas alcanzaron casi los 28 MMm3/d con un precio promedio de 3,9 USD/MMBTU para los primeros 14 MMm3/d, lo cual está un 43 por ciento por debajo respecto del precio tope“, detalló Energía.

Impacto

Se prevé que para el próximo año el Plan Gas posibilite un ahorro de subsidios de 2.200 millones de dólares y de divisas por 3500 millones de dólares, calcula el Gobierno.

La secretaria de Energía, Flavia Royón, indicó que “este año el sector cerrará con un déficit de 5 mil millones de dólares pero se proyecta hacia 2024 una balanza comercial en equilibrio. En el segundo semestre de 2023 vamos a tener récord histórico de producción de gas“.

Doce empresas fueron adjudicadas en las Rondas 4 y 5 del Plan Gas Ar: YPF, Shell, Pampa Energía, PAE, CGC, Pluspetrol, Tecpetrol, Total, Exxon Mobil, Petrobras, Vista y Wintershall Dea.