Defensa busca cambiar la carátula en el caso de Lucía Rubiño de homicidio simple a homicidio culposo

El caso de la trágica muerte de Lucía Rubiño, la adolescente de 16 años fallecida en un siniestro vial en el Barrio Profesional de Rivadavia, ha tomado un giro inesperado. El abogado defensor del menor imputado por este hecho ha anunciado su intención de modificar la carátula de la acusación, pasando de homicidio simple a homicidio culposo.

 

Nasser Uzair, el letrado defensor, compartió detalles en una reciente declaración sobre el estado del caso. La modificación de la carátula, de ser aceptada, podría tener un impacto significativo en la posible condena del acusado, reduciendo la gravedad del delito y, por ende, las consecuencias legales.

 

El abogado Uzair explicó que aún no han recibido notificación oficial de ninguna resolución del juzgado en cuanto a esta solicitud de cambio de carátula. Sin embargo, considera que los hechos ocurridos aquella fatídica noche se asemejan más a un homicidio culposo que a uno simple, como se había calificado provisionalmente.

 

El abogado defensor argumenta que, en base a la evidencia presentada hasta el momento y las pruebas que han ofrecido, el accidente se debió a un homicidio culposo y no a un homicidio doloso, como inicialmente había dictaminado la jueza a cargo de la investigación.

 

La defensa también busca refutar las afirmaciones de que el accidente estuvo relacionado con una picada clandestina y cuestiona la mención inicial de un adulto que supuestamente había provocado el siniestro.

 

El proceso legal sigue su curso, con la producción de pruebas y testimonios. Hasta la fecha, varios menores han comparecido ante la cámara Gesell para aportar sus testimonios sobre lo que ocurrió la noche del trágico accidente. Además, se ha llevado a cabo una pericia accidentológica vial como parte de la investigación.

 

Los siguientes pasos en el caso implican completar la presentación de pruebas. La defensa ha ofrecido ocho testigos, la mayoría de ellos menores que estaban presentes en el lugar del accidente. Dos testigos adultos aún deben prestar declaración, aunque las fechas para estas testimoniales no han sido establecidas por el juzgado. También se está a la espera del resultado de la pericia accidentológica vial que ha sido ofrecida por la defensa.

 

Este cambio de carátula representa un nuevo giro en el caso de Lucía Rubiño, que continuará desarrollándose en los tribunales mientras se buscan respuestas sobre las circunstancias que rodearon su trágica muerte.

Los comentarios están cerrados.