DENUNCIAN A JAVIER MILEI ANTE EL CONSEJO PROFESIONAL DE CIENCIAS ECONÓMICAS

La demanda a la que pudo acceder Ámbito la radicó un economista y es por presuntas faltas al código de ética. Aseguran que su accionar generó daños "visibles y cuantificables".

Por Andrés Lerner

El Consejo Profesional de Ciencias Económicasrecibió una demanda contra el candidato a presidente Javier Milei por presuntos incumplimientos al código de ética profesional. La presentación a la que pudo acceder Ámbito se basa en las declaraciones que hizo el líder de la Libertad Avanza en las que aseguró que “el peso no vale ni excremento”.
Afirman que violó al menos tres artículos del reglamento y que los daños causados son “visibles y cuantificables”. Las sanciones que se podrían aplicar van desde un apercibimiento público hasta la cancelación de la matrícula por el plazo de cinco años.
Las temerarias declaraciones que el candidato más votado en las elecciones primarias formuló en la previa a las generales comienzan a tener repercusiones. A las denuncias ya difundidas en la justicia ordinaria y los cuestionamientos públicos de las asociaciones de bancos, se suma ahora una presentación ante el Consejo Profesional de Ciencias Económicas que busca destacar un presunto incumplimiento del código de ética.
El documento al que tuvo acceso este medio, lleva la firma de un economista y docente que pidió mantener el anonimato “para no entorpecer el procedimiento”. La demanda fue presentada el 18 de octubre en la Ciudad de Buenos Aires y ratificada seis días después, por lo que se encuentra vigente y a la espera de una resolución del Tribunal de Ética Profesional que conduce el doctor Julio Rotman.

Como parte de los argumentos, el denunciante cita el artículo 8 del código, en el que se remarca: «Los profesionales deben abstenerse de aconsejar o intervenir cuando su actuación profesional permita, ampare o facilite los actos incorrectos, pueda usarse para confundir o sorprender la buena fe de los terceros, o emplearse en forma contraria al interés general, o a los intereses de la profesión, o violar la ley”.

Sobre este punto, la demanda reproduce “a título ilustrativo” el fragmento de una entrevista que se llevó a cabo el 9 de octubre:

-Periodista: ¿Qué le recomendás a una persona que hoy le vence un plazo fijo en pesos? ¿Que compre dólares ya?

-Javier Gerardo Milei: Jamás en pesos. Jamás en pesos. El peso es la moneda que emite el político argentino. Por ende, no puede valer ni excremento. Porque esas basuras no sirven ni para abono.

A pesar de la suba de tasas, el informe monetario mensual que realiza el Banco Central dio cuenta de una caída del 12,5% a precios constantes de las colocaciones a plazo fijo durante octubre. En ese sentido, la denuncia asegura que “los daños causados son visibles y cuantificables”, ya que la corrida contra la moneda nacional fue impulsada por un candidato con serias chances de ganar la elección.

En otro de los puntos, la presentación realiza una comparación con los profesionales de la medicina que perdieron su matrícula por sus pronunciamientos en medios de comunicación anunciando “la cura del COVID” o propagando “recetas magistrales” para evitar el contagio. “En el mundo de la economía cabe el mismo tipo de responsabilidad ante semejantes declaraciones de un profesional matriculado”, dice.

El economista que realizó la demanda también asegura que las declaraciones de Milei violaron los artículos 17 y 18 del código de ética profesional. Según el matriculado, las aseveraciones del candidato a presidente “carecen de objetividad, mesura y respeto por el público, por los colegas y por la profesión” y contienen expresiones “falsas, falaces, o aptas para conducir a error a cualquier persona razonable y son de evidente mal gusto».

Este medio pudo corroborar que la detallada no es la única demanda radicada contra el libertario ante el Tribunal de Ética Profesional. Según el reglamento de procedimiento disciplinario del Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas, las sanciones que se podrían aplicar van desde un apercibimiento público hasta la cancelación de la matrícula por el plazo de cinco años.

Fuente: Ámbito

OP: Rivero Cecilia

Los comentarios están cerrados.