Las tormentas de los últimos días y en particular la del lunes han provocado que el agua cruda que ingresa al Establecimiento Potabilizador Marquesado de Obras Sanitarias Sociedad del Estado (OSSE) registre un alto grado de turbidez que ha afectado la disponibilidad del recurso. Por la situación la producción de agua potable se ha visto reducida en un tercio ante lo cual desde el organismo han solicitado a la población un uso medido y no derrochar. A la planta deben ingresar 3 m3/s y sólo están entrando 2 m3/s por la turbiedad que ocasionan las crecientes, con la posibilidad de que las tormentas vayan a continuar al menos hasta mañana.

Según informó el presidente de la empresa, Guillermo Sirerol, ningún barrio se ha quedado sin agua, aunque si algunas zonas, sobre todo las aledañas a la planta potabilizadora, tienen menos presión. Y garantizó que el agua que se distribuye es perfectamente apta para el consumo humano. Si, como se prevé, continúan las tormentas la situación puede perdurar algunos días más.

La turbiedad del agua se produce debido a que las tomas que alimentan la planta de Marquesado están ubicadas en la zona del dique repartidor San Emiliano y con las tormentas bajan crecientes con material de arrastre que producen ese fenómeno en el agua. Frente a esa situación, en la planta deben recurrir a cerrar las compuertas a las espera de que el agua se aclare y por eso hay menos disponible para potabilizar.

El funcionario aclaró que si en el dique de Ullum hubiera más agua se podría desembalsar al río y así se aceleraría el proceso para obtener agua más limpia, pero en época de crisis hídrica como la actual eso no puede suceder.

De acuerdo a lo informado por el Laboratorio Aguas de OSSE, el agua potable continúa siendo apta para consumo humano. En caso de ser necesario, se sugiere a los usuarios hervirla durante 3 minutos y dejar reposar unos minutos más.

Además, se recomienda el uso responsable del agua potable, con acciones como cuidar la reserva del tanque domiciliario, priorizar el consumo de agua potable para acciones vitales y no regar ni lavar veredas ni autos. Y menos llenar piletas.

En la actualidad OSSE tiene disponibles en el establecimiento potabilizador dos piletas. La más grandes es de 20.000 m3 y hay otra, de reserva, de 5.000 m3. Además, el organismo cuenta con perforaciones subterráneas en la zona del Pinar, para refuerzo.

“Ningún usuario se quedado sin agua, sólo ha disminuido la presión”, insistió el funcionario.

En cuando a la continuidad de las tormentas, el climatólogo Germán Poblete dijo que están todas las condiciones dadas para que sigan los chaparrones en los próximos días. Y explicó que fenómeno se debe a que por el frío de altura que está ingresando a la zona proveniente del entorno de la Antártida y por el ascenso de aire cálido y húmedo se forman las cumulus nimbus, nubes de gran desarrollo vertical, internamente formadas por una columna de aire cálido y húmedo que se eleva en forma de espiral rotatoria. Su base suele encontrarse a menos de 2 km de altura mientras que la cima puede alcanzar unos 11 a 12 km de altitud. Y que pueden traer granizo o actividad eléctrica.

Cantidad
20 
 Son los miles de litros de capacidad de la mayor pileta de reserva que tiene OSSE en su planta potabilizadora de Marquesado. De ser necesario, se puede recurrir a perforaciones.

Alerta
El Servicio Meteorológico Nacional informó que las precipitaciones irán disminuyendo paulatinamente, pero que la probabilidad de tormentas se mantendrá hasta hoy, cuando habrá otra jornada en la que la temperatura máxima superará la barrera de los 30 grados.

Apoyo
4
  Son las perforaciones de apoyo en la zona de El Pinar destinadas a reforzar la alimentación de agua cruda que ingresa al establecimiento potabilizador. Es agua ya filtrada.

Daños en el valle

La tormenta también afectó a Valle Fértil y provocó que el río San Agustín creciera notablemente y esto trajo problemas a la gente. Es que la creciente rompió algunos tramos del conducto que provee agua potable a la planta potabilizadora de San Agustín, y por eso la villa cabecera y Baldes del Norte tuvieron menos presión o se quedaron sin el servicio. Lo mismo pasó en otra zona del río y por eso habitantes de Colonia Los Valencianos también se vieron afectados. Esta situación llevó a que muchos vecinos de estas zonas se quejaran y dijeran que este problema sucede cada vez que el río trae agua de más. Se trata de dos conductos que pasan de manera paralela al cauce del río o que lo atraviesan.

  • No hubo evacuados y ayudan a 21 familias
Mucha agua. En algunas zonas las calles estaban anegadas tras la lluvia y los enormes charcos quedaron muy cerca de las viviendas. 

Entre la tarde del lunes y la madrugada de ayer, una intensa lluvia cayó en casi todos los departamentos de San Juan. En algunos, incluso, hubo caída de granizo. Esto llevó a que el Ministerio de Desarrollo Humano suspendiera las actividades de las Colonias de Verano, en algunos departamentos, y que a la vez asistiera en conjunto con los municipios a familias afectadas. Dijeron que la mayoría de las asistencias fueron nailon y palos para que los damnificados pudieran reparar las filtraciones de los techos.

“La Dirección de Emergencia Social informa que se han recibido hasta el momento 21 solicitudes de asistencia de materiales de construcción para viviendas que fueron afectadas por las lluvias”, informaron y dijeron que las personas afectadas viven en los departamentos Rawson, Rivadavia y Pocito. A la vez, contaron que los problemas ocurrieron en zonas aisladas.

Uno de los problemas fue en el Lote Hogar 34, en la Bebida, donde varias familias debieron pasar la noche fuera de sus casas por miedo a derrumbes. Sin embargo, desde Desarrollo Humano dijeron que no había familias evacuadas en ningún departamento.