Mientras desarrollaba su trabajo, una empleada un hipermercado notó movimientos extraños de la cliente. Cuando dio aviso a la policía, descubrieron, mediante un palpado, que la mujer tenía tres vestidos, tres remeras, un jeans y tres cajas de cuchillos de 12 unidades.

El hecho ocurrió en el interior del comercio, ubicado en lateral de Circunvalación y Scalabrini Ortiz, en Capital. Por este motivo, la joven de 27 años, identificada por el apellido Armoa, quedó detenida y se le inició una causa caratulada como Hurto Simple en grado de tentativa.