Por cada caja vendida, se dona $700 a la Fundación Infant, una organización sin fines de lucro que tienen por misión investigar las causas de enfermedades respiratorias que afectan a los niños, como el asma, la bronquiolitis, la neumonía y la gripe.

Frente a la tragedia mundial que implicó la llegada del Covid-19, la Fundación Infant decidió aportar su experiencia para combatir el virus. Por esta razón, y a contra reloj, iniciaron un estudio a fin de evaluar si la aplicación de plasma de pacientes que tuvieron coronavirus y se recuperaron, protege a los adultos mayores que tienen el mayor riesgo de enfermar gravemente.

«Nos sentimos movilizados con la solidaridad de la gente, no sólo en Argentina sino en todo el mundo. Esto nos inspiró a ponernos en acción. Buscamos una forma de sumar. Conocimos al equipo de la Fundación Infant quienes nos contaron sobre su trabajo de investigación sobre el Covid-19 y decidimos colaborar con su propósito”, subrraya Paula Pulenta, al frente de Bodega Vistalba.

OP: LOURDES SOLANO