En Medio De La Pelea Con CABA, Alberto Fernández Trabaja En Un Proyecto Con 10 Políticas De Estado Que Buscará Acordar Con La Oposición

16

El Presidente, junto a un grupo de funcionarios cercanos, trabaja en un “plan de desarrollo para la Argentina” que fijen un punto de consenso con los distintos sectores opositores.

En el cierre del año Alberto Fernández tiene varios frentes de conflictos abiertos. El último, y con mayor impacto en la agenda política, es la tensa discusión política que mantiene con el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta por el fallo de la Corte Suprema que le regresó a la Ciudad de Buenos Aires un punto de coparticipación.

Además, en el Gobierno ya se vive clima electoral, por lo que volvieron a apareces los mensajes, públicos y privados, contra Juntos por el Cambio y el esquema libertario que conduce Javier Milei. “Nuestro enemigo político es la derecha argentina”, suele decir el Presidente en su oficina a los interlocutores frecuentes que tiene.

Sin embargo, el Jefe de Estado, junto a un grupo de funcionarios cercanos, trabaja en un proyecto para el desarrollo de la Argentina, en especial del norte y del sur, que prevé que contenga 10 puntos básicos para lograr un acuerdo con la oposición.

Es decir, lo que busca es que haya 10 puntos vinculados a la producción, el empleo y la economía, que se conviertan en políticas de Estado y que atraviesen el final de su mandato, en diciembre del 2023. Se trata de buscar puntos de acuerdo que vayan en paralelo al proceso electoral.

“Tenemos la oportunidad de sentarnos en una mesa y programar 10 medidas para que se conviertan en política de Estado. Después es como el tango. Hacen falta dos para bailarlo”, le dijo el Presidente a un funcionario de extrema confianza durante las últimas horas.

La búsqueda de ese acuerdo se da en un contexto histórico especial. El año que viene se cumplen 40 años del retorno a la democracia. Con esa plataforma, el Presidente quiere tratar de generar políticas de estado que reconfiguren el vínculo con los distintos sectores que tiene la oposición.

Ese trabajo Fernández lo lleva adelante junto a la secretaria de Asuntos Estratégicos, Mercedes Marcó de Pont. Aunque aún no hay detalles, la voluntad del Presidente es presentar ese proyecto en los primeros meses del año.

En la Casa Rosada consideran que existe una gran posibilidad para desarrollar el comercio y la producción en el norte y el sur del país. Sobre todo con la explotación del litio y del petróleo. El objetivo político es gestionar un acuerdo con la oposición, pero reconocen que “la política es dinámica y es difícil generar acuerdos”.

A fin de enero llegará al país el canciller alemán, Olaf Scholz, que será acompañado por una comitiva de empresarios que tienen intenciones de invertir en la Argentina. En Balcarce 50 cree que en el comienzo del año que viene se generarán oportunidades para que la economía siga creciendo. El mal que aqueja a todo el Gobierno sigue siendo el mismo: la inflación.

Fuente: INFOBAE

Por: Graciela Herrera

Los comentarios están cerrados.