Eventos en San Juan: Aumentos de Costos y Presupuestos a Corto Plazo

Los organizadores de eventos en San Juan se enfrentan a un panorama complicado, marcado por aumentos constantes en los costos de insumos y la incertidumbre de los clientes. A pesar de su optimismo, los referentes en la industria del entretenimiento se enfrentarán a desafíos en 2023.

Noemí Molina, quien trabaja en conjunto con Cristina Agüero en «Noé y Sol Catering para eventos», señala que han experimentado un aumento en la demanda de eventos, especialmente en cumpleaños de 15 y bodas, aunque en su mayoría son eventos del último momento. Aunque los problemas de escasez de mercadería se han resuelto, los aumentos constantes en los precios de materias primas, como carne y pollo, son un obstáculo significativo.

Molina destaca que las subidas de precios han sido significativas, alcanzando entre el 20% y el 25% en las materias primas. Para adaptarse a esta situación, los clientes buscan el presupuesto más económico y eligen menús más económicos. En algunos eventos, optan por contratar el servicio de asistencia de mozos y personal de cocina, mientras suministran la comida.

En cuanto a la política de presupuestos, Molina menciona que todo se establece a corto plazo debido a la situación complicada y que los clientes comprenden la necesidad de hacerlo. A pesar de sus esfuerzos por mantener los precios increíbles, los aumentos son inevitables, y esto está fuera de su control. Actualmente, los presupuestos comienzan en $15,000, y aceptan métodos de pago como Mercado Pago, transferencias bancarias y efectivo.

Por otro lado, Ángel Endrizzi, de Roma Eventos San Juan, ha observado un aumento en la escasez de suministros, en particular, de carne, durante la segunda mitad del año. Además, las bebidas han experimentado aumentos de hasta un 35% en las semanas de octubre. A pesar de los desafíos, los eventos continúan organizándose.

En cuanto a la política de presupuestos de Roma Eventos San Juan, Endrizzi menciona que los precios de servicios como sonido e iluminación se establecen y se congelan. Sin embargo, los precios de comida y bebida no se congelan, y los clientes comienzan a pagar el evento antes de que se establezca el precio definitivo tres meses antes del evento.

A pesar de la incertidumbre, los organizadores de eventos notan una demanda sostenida, aunque con márgenes de beneficio más estrechos. Las perspectivas se han vuelto más moderadas en los últimos meses, pero el trabajo sigue siendo una constante en el sector de eventos en San Juan.

 

 

Op: Juan Llarenas

Los comentarios están cerrados.