Filipinas aumenta su presencia militar ante el asedio de buques chinos en sus aguas territoriales

El Mundo

8

El Ministerio de Defensa de Filipinas anunció este jueves un aumento de la presencia militar en el mar de China Meridional ante el incremento de las actividades chinas en las aguas en disputa.

Las autoridades, que no han especificado de qué actividades se trata, han indicado que esta misma semana China ha llevado a cabo una serie de labores de construcción en cuatro zonas deshabitadas de las islas Spratly.

Así, han alertado de que cualquier reclamación dentro de la zona económica exclusiva se considera una “amenaza para la seguridad de la isla de Thitu, que forma parte del territorio soberano de Filipinas”, tal y como ha indicado el Ministerio de Defensa en declaraciones recogidas por el portal de noticias Rappler.

“Pedimos a China insistentemente que cumpla las normas del Derecho Internacional y evite aumentar la tensión en la región”, aseveró, mientras que la Embajada de China en Manila, la capital filipina, ha reiterado que Beijing cumple con sus compromisos en la zona.

El régimen de Xi Jinping reclama su soberanía en las aguas de gran parte del mar de China Meridional, donde desde hace años mantiene una disputa territorial con Vietnam, Brunéi, Malasia y Filipinas.

En la plataforma continental de estas islas se han descubierto importantes reservas de hidrocarburos, especialmente en las islas Xisha (las islas Paracelso), Nansha (las islas Spratly) y Huangyan (el arrecife de Scarborough). La de Thitu, que pertenece a las Spratly, es la más importante a nivel estratégico de las nueve que ocupa Filipinas y se encuentra cerca del arrecife Subi, administrado por China.

Buques de la Armada estadounidense, la Armada india, la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón y la Armada filipina navegan en formación en alta mar (Japan Maritime Self-Defense Force/Handout via REUTERS)Buques de la Armada estadounidense, la Armada india, la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón y la Armada filipina navegan en formación en alta mar (Japan Maritime Self-Defense Force/Handout via REUTERS)

La semana pasada las Fuerzas Armadas de Filipinas publicaron una fotografía que muestra la presencia de hasta doce embarcaciones chinas en aguas territoriales filipinas, una incursión que aumentó la tensión diplomática entre las autoridades del archipiélago asiático y Beijing en el mar de China Meridional.

En la imagen, capturada el pasado 23 de noviembre, se observan hasta doce buques chinos navegando cerca del atolón Sabina, en las islas Spratly.

El ministro de Defensa filipino, Jose Faustino, denunció el incidente y expresó su “gran preocupación” por la cantidad de barcos avistados en aguas territoriales filipinas, tachando la actitud china de “inaceptable” en un comunicado publicado ayer miércoles.

“Las órdenes del presidente son claras: no cederemos ni un palmo de terreno filipino”, recalcó Faustino en el comunicado, citando las palabras del jefe de Estado filipino, Ferdinand Marcos Jr., quien el pasado julio defendió la integridad territorial de su país ante la intimidación de Beijing en su primer debate sobre el estado de la nación.

El nuevo incidente se produjo en uno de los atolones más cercanos a la isla de Palawan, donde el pasado mes de octubre la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, pronunció un discurso en un buque de los Guardacostas filipinas para reforzar el apoyo estadounidense a Filipinas en su disputa territorial con China, en su visita oficial al archipiélago.

Amos países asiáticos mantienen un conflicto territorial por la soberanía de varias islas y atolones en el mar de China Meridional, que Beijing reclama como propias por “razones históricas”, a pesar de que algunas de ellas están a menos de 200 millas del litoral occidental filipino, límite que la ONU estableció como frontera marítima soberana entre Estados en una convención a la que China se adhirió en 1996.

Por: Rodo Galdeano
Fuente: Infobae

Los comentarios están cerrados.