Juicio a la Corte Suprema: Eduardo Valdés denunció “chantaje” de Juntos por el Cambio

El diputado oficialista criticó la decisión del frente opositor de no asistir a los debates en el Congreso. "No va a ser la primera vez que hacen eso", aclaró.

4

El diputado nacional del Frente de Todos Eduardo Valdés sostuvo este domingo que la postura de Juntos por el Cambio de no asistir a ningún otro debate de leyes en la medida en que se sostenga el tratamiento del pedido de juicio político contra la Corte Suprema “es un chantaje.

De todos modos, el legislador peronista afirmó que “no va a ser la primera vez que hacen eso”, y señaló que el oficialismo seguirá adelante con los temas que considera importantes para tratar en el período de sesiones extraordinarias y mencionó como ejemplo la creación de nuevas universidades nacionales.

Expectativa

“Creo más en el diálogo que en la pelea. Tengo expectativa de que se lleve adelante el juicio político y de que sesionemos (a a la vez)”, confió, optimista. Valdés encabeza las firmas del proyecto con el pedido de juicio político contra el máximo tribunal de Justicia por mal desempeño en sus funciones.

La iniciativa se basa en cuatro elementos: la actuación de la Corte en la cuestión de la coparticipación federal, en la composición del Consejo de la Magistratura, el manejo de la obra social y el fallo del 2×1 a favor de los genocidas de la última dictadura militar.

“La Constitución dice que los gobernadores son agentes naturales del Estado federal. Primer elemento: los gobernadores le pidieron al tribunal ser amicus curiae, ni siquiera les contentó en un tema que afecta a los recursos de todas las provincias”, indicó.

En tanto, recordó el comprometedor diálogo telefónico entre el vocero de la presidencia de la Corte, Silvio Robles, con el ministro de Seguridad y Justicia del Gobierno porteño, Marcelo D ´Alessandro. “Claramente es un dialogo entre (Horacio) Rosatti y (Horacio Rodríguez) Larreta”expresó.

Magistratura

Sobre la cuestión del Consejo de la Magistratura, Valdés señaló que “lo que han hecho (los cuatro altos magistrados) es decretar inconstitucional a una ley que regía desde el 2007 para reactivar una ley derogada por el Congreso, facultades que no tiene la Corte con el único objetivo de que Rosatti se nombre a sí mismo como presidente del Consejo de la Magistratura”.

“No encontré jurisprudencia en el mundo de que haya un tribunal superior de justicia que resucite una ley derogada por el Parlamento. Es algo único”, acotó al respecto.

FUENTE: ÁMBITO

OPERADOR: ANA PAULA CARRASCO

Los comentarios están cerrados.