La importancia de Formación Deportiva

Formación Deportiva

Formación Deportiva es, y esperamos siga siendo, el programa más inclusivo de la Dirección de Políticas Educativas e Inclusivas, de la Secretaría de Deportes. Es aquel que llega a las personas con discapacidad de los 19 departamentos provinciales y contiene, brindando un servicio de calidad, a sus integrantes en edades de 5 a 60 años. Representa una opción significativa para aquellos que, una vez culminada su escolaridad, no tienen otro espacio para desarrollarse y vincularse con otras personas, fuera de su círculo familiar.

Este programa cuenta con tres pilares fundamentales:

Deportivo:

  • Estimula las actividades motrices básicas y coordinativas, a través del multideporte
  • Detecta posibles atletas para el mediano y largo rendimiento.

Recreativo: Amplia el Universo Cultural de los alumnos a través de viajes, excursiones y eventos interdepartamentales.

Social:Este último pilar mencionado, tiene un equipo de abordaje Interdisciplinario integrado por una Licenciada en Trabajo Social y una Licenciada en Ciencia Política, las que han propiciado políticas de inclusión social mediante la detección de aquellos alumnos del programa que no contaban con CUD (Certificado Único de Discapacidad), o no lo tenían actualizado, que no estaban escolarizados o que no contaban con acceso a la salud, ni tenían la oportunidad de acceder a un trabajo.

Para tal fin se visitaron los Centros de Formación Deportiva al menos una vez al mes y se mantuvo la comunicación constante con los docentes de los mismos, para que, en caso de detectar alguna problemática (falta de CUD, DNI, CARNET DE TRANSPORTE, o cualquier otra razón social), articular y derivar a las áreas correspondientes para que se solucione el inconveniente, controlando los procesos de las gestiones iniciadas, para que las mismas sean finalizadas y cumplieran su objetivo.

Se está culminando un proceso maravilloso en el cual no solo se ha enseñado y compartido con nuestros jóvenes, sino que además el programa se nutre de ellos y de las infinitas experiencias y desafíos que este recorrido ha dado.

Ser parte de la Revolución e inclusión deportiva, es afirmar que el deporte y las actividades recreativas y de conexión social, son espacios beneficiosos para romper con los prejuicios, socializar, potenciar la autonomía de los participantes, favorecer la relación entre pares y generar espacios inclusivos.

Este es y seguirá siendo un medio propicio para promover valores tales como: respeto a la persona, tolerancia, trabajo en equipo, superación, responsabilidad y cooperación, entre otros.

El deporte une, hace crecer, confiar, sentirse parte de la comunidad, enseña disciplina, a cuidar nuestro cuerpo, a trabajar en equipo, fortalece y brinda herramientas para que manejar la decepción. En definitiva enseña cosas, valores para toda la vida.

Este siempre ha sido el espíritu del Programa Formación Deportiva: Incluir, generar autonomía en las personas con discapacidad y hacerlos parte de un mundo necesario y beneficioso para ellos.

Por: Rodo Galdeano

Los comentarios están cerrados.