Desde el sector empresario sanjuanino salieron a quejarse y a manifestar su preocupación por los operativos de control que viene implementando por las vacaciones de invierno la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en establecimientos del sector gastronómico y hotelero de la provincia, aunque es parte de una campaña nacional del organismo. Es porque dicen que recién se están recuperando de los graves efectos que les ocasionó la pandemia, incluso con el cierre de locales, y porque no dan abasto con los trámites que demanda estar al día con las exigencias del ente fiscalizador.

«No decimos que no corresponda, lo que sostenemos es que no es el momento adecuado porque recién los negocios del rubro se están recuperando de los efectos que les causó el covid-19», dijo Dino Minnozzi, presidente de la Federación Económica de San Juan.

Según dio a conocer el organismo a través de un comunicado, durante la temporada de turismo invernal, la AFIP desplegó más de 400 agentes en todo el país, incluida la provincia, para detectar posibles maniobras de evasión tributaria y fraude laboral en restaurantes, hoteles y comercios que en particular reciben viajeros durante la época de descanso. Los operativos del Invierno 2022 se llevan a cabo desde la Dirección General Impositiva (DGI) y la Dirección General de Recursos de la Seguridad Social (DGRSS), ambas áreas dependientes del ente de control.

Incluso ya se han labrado en las regiones investigadas unas 240 actas de infracción por irregularidades en materia impositiva, principalmente por la falta de emisión de comprobantes, según consigna la AFIP (ver aparte). Todavía no hay datos del panorama que han arrojado las inspecciones en San Juan.

Desde la Asociación Hotelera y Gastronómica, Rubén Miadosqui expresó que «muchos locales tuvieron que cerrar por la pandemia y recién ahora estamos saliendo y aparecer con estos controles». Y mencionó el caso, por ejemplo, de restaurantes en los que en una misma semana los inspectores han ido hasta cuatro veces a controlar, tanto la situación laboral del personal como a corroborar que se está haciendo la facturación correspondiente por los consumos.

En la provincia, según datos de la asociación, se calcula que tras la pandemia quedaron unos 150 locales funcionando del rubro gastronómico, entre restaurantes, lomotecas y bares. La mayor parte en el Gran San Juan.

Por la situación, desde la Federación Económica han pedido una reunión con la directora regional de la AFIP, Laura Bologna, para expresar la preocupación del sector y tener más detalles de los alcances de las inspecciones.

Según señala la AFIP mediante el comunicado, con los operativos que se vienen realizando en todo el país, incluida San Juan, se busca detectar incumplimientos en el pago de impuestos, impulsar la registración de trabajadores y promover la utilización de los controladores fiscales. Los procedimientos están focalizados en las localidades que durante la temporada de invierno tengan una mayor afluencia de turistas, sobre todo con elevado poder adquisitivo, como son los centros de esquí, aunque este último no es el caso de la provincia, aunque sí, por ejemplo, de Mendoza. En ese sentido, durante la temporada turística, la AFIP además fiscaliza el acceso a parques temáticos y nacionales, restaurantes y bares, cadenas de hoteles y cabañas de alta gama.

Una de las dificultades ocasiona el operativo es la serie de documentos que tienen que presentaron los propietarios de los negocios para justificar su funcionamiento, que les demanda, según dicen, mucho tiempo y la necesidad de contratar personal extra para atender a esos requerimientos.

También Miadosqui habló de la dificultad de encontrar personal capacitado, por ejemplo mozos y personal de cocina, porque muchos cambiaron de rubro durante la pandemia y ahora no consiguen reemplazantes.

Algunos resultados

En las inspecciones y a través de las verificaciones electrónicas y presenciales sobre la facturación de las firmas, la AFIP llevó a cabo 2.558 controles impositivos en todo el país. Como resultado de esos procedimientos, se labraron 240 actas de infracción que incluyeron multas millonarias y el cierre temporario de los locales, principalmente por la falta de emisión de comprobantes. Por otro lado, se relevaron 4.300 empleados en relación de dependencia, de los cuales 1.335 mostraron distintas formas de inconsistencias laborales.

Los controles tuvieron lugar en centros de esquí, restaurantes, hoteles y comercios con afluencia de contribuyentes de elevada capacidad contributiva, según consigna la AFIP. Como parte de esos operativos, además se labraron 240 actas de infracción por irregularidades en materia impositiva, principalmente por la falta de emisión de comprobantes. La tarea incluyó el área metropolitana en cines y teatros, hospedajes y gastronomía.