Tres años de relación terminaron de la peor manera. Si bien la pareja ya no convivía seguían manteniendo vínculo teniendo en cuenta que tienen una hija en común. Fue en un cumpleaños familiar, que el sujeto en un ataque de celos, insultó a la mujer, luego la golpeó con una pedrada pero no irá a prisión.

Todo sucedió el pasado 7 de octubre. Esa noche, cerca de las 21 el sujeto buscó a su ex pareja y a la hija para ir a un cumpleaños de 15 de una sobrina del imputado. En el evento el hombre comenzó a tomar bebidas alcohólicas y se ofuscó porque sentía que no los habían atendido bien.

Horas después, cerca de las 3 y media de la madrugada, la denunciante se puso a conversar con el padrino de la cumpleañera y al ver la situación, el imputado se enojó y en estado de ebriedad,  pasaba por detrás y la golpeaba con un encendedor en la cabeza. «Sos una put… sos una cualquiera, una rata», le decía.

La víctima para evitar problemas se retiró con la hija del lugar pero a las pocas cuadras fueron alcanzadas por el imputado, quien por detrás la golpeó fuertemente en la cabeza hasta desmayarla. Según la hija, la única testigo, el golpe habría sido con una piedra. Cuando la victima se recuperó llamaron a la policía. La denunciante, con un profundo sangrado, fue trasladada al hospital Rawson, en donde fue entrevistada por el Fiscal de la causa y luego trasladada a la Unidad Fiscal Cavig a los fines de realizar la denuncia.

El sujeto fue condenado con siete meses de prisión de cumplimiento condicional, es decir sin encierro, teniendo que cumplir además reglas de conducta por los delitos de lesiones leves agravadas por el vínculo.