En noviembre pasado, la demanda neta total del mercado eléctrico fue de 11.319,3 GWh, un incremento del 7,2 por ciento en relación al mismo mes de 2021, cuando había sido de 10.560,7 GWh. Esa suba se explica en primer lugar por las mayores temperaturas, lo cual obliga a un aumento en el uso de energía eléctrica para climatizar.

“Las distribuidoras de Capital y GBA tuvieron una fuerte suba, de 9,7 por ciento. Este crecimiento se produce tras dos meses consecutivos de caída: septiembre, con el 0,6 por ciento, y octubre, con el 2,2 por ciento. Al mismo tiempo, la comparación frente a octubre arrojó un alza del 10,8 por ciento“, informó la Fundación para el Desarrollo del Servicio Eléctrico (Fundelec).  Asimismo, se registró una potencia máxima de 26.610MW el 29 de noviembre pasado a las 14:12, cerca del récord histórico de los 28.231 MW de enero de 2022. 

La demanda residencial de noviembre alcanzó el 44 por ciento del total país, con una suba de 12 por ciento respecto al mismo mes del año anterior. En tanto, la demanda comercial subió un 4,5 por ciento hasta explicar un 28 por ciento del consumo total. Por su parte, la demanda industrial reflejó otro 28 por ciento, con un ascenso en el mes del orden del 2,4 por ciento.

En los últimos doce meses, la demanda eléctrica registra tres meses de baja (marzo de 2022, septiembre de 2022 y octubre de 2022) y nueve meses de suba (diciembre de 2021, enero de 2022, febrero, abril, mayo, junio, julio, agosto y noviembre de 2022). En tanto, el año móvil (últimos doce meses) presenta una suba del 4,1 por ciento.

En cuanto al consumo por provincia, en noviembre, cinco distritos marcaron descensos: Misiones (-25 por ciento), Formosa (-8 por ciento), Corrientes (-5,0), Santa Cruz (-4,0) y Chaco (-1,0). En cambio, 22 provincias y/o empresas presentaron ascensos en el consumo, en donde Chubut (26 por ciento), Santiago del Estero (21,0) y Tucumán (15,0) lideraron el podio.