Durante enero, el stock ya había anotado un crecimiento promedio de 14,2% en términos reales. Ahora, en lo que va de febrero, esa dinámica se aceleró de la mano de las expectativas inflacionarias, y el salto viene siendo de 17,3%.

El boom de los plazos fijos indexados no para de crecer. En lo que va de febrero pegaron un salto de 21,4% nominal respecto a enero, al comparar el promedio de los stocks de ambos meses. En términos reales, es una mejora de 17,3%. Todavía está en niveles bajos, ya que se trata de instrumentos relativamente nuevos, que se empezaron a mover recién a partir del 2017, y que los bancos tendieron a retacear. Su renovado auge se da a la par de las exitosas colocaciones del Tesoro, también en instrumentos indexados.

El stock de plazos fijos del sector privado que ajustan por CER/UVA es relativamente bajo, es cierto. Al 18 de febrero, último día publicado por el BCRA, alcanzó recién los 79.568 millones de pesos. Como para tomar dimensión, cabe destacar que eso representa apenas el 3,2% del total del stock de plazos fijos tradicionales. Se trata de herramientas que no están tan al alcance de la mano de los ahorristas, aunque desde el verano del 2020 todos los bancos deben tenerlas disponibles para sus clientes.

Pero su crecimiento es enérgico, el 21,4% de suba en promedio de febrero se montó sobre uno de 18,8% en el promedio de enero contra el de diciembre, que en términos reales fue de 14,2%. Es decir que hubo incluso aceleración. En lo que va del año el crecimiento del stock acumuló una suba de más de 40%.

 

Fuente: BAE Negocios 

Op: Tejada Jeremías.