¿Qué va a pasar con el precio de la carne?

El consumo se encuentra en 47,5 kilos por habitante por año, pese a que en los últimos meses se desaceleraron los precios en góndola en comparación con la inflación.

7

La cadena de valor de la carne vacuna es un entramado complejo, que inicia con el valor inmobiliario de la tierra; y pasa por el costo de producción primaria, valor agregado; el mostrador; intermediaciones varias entre los eslabones principales mencionados y el precio internacional. Sin entrar a despostar la lógica de la cadena vacuna, hoy el precio de la carne está planchado.

La carne vacuna por debajo de la inflación. El IPCVA (Instituto de Promoción de la Carne Vacuna) en su último informe, registró en el mes de noviembre de 2022 un aumento del 1,3 por ciento en relación al mes anterior y del 56,6 por ciento en relación a noviembre 2021. Mientras que el índice de precios al consumidor de alimentos y bebidas no alcohólicas subió 94,2 por ciento interanual en noviembre según el Indec.

Desplome del precio Internacional. Argentina exporta el 25 por ciento de su producción total bovina. Siendo los principales compradores la República Popular de China con el 65,7 por ciento, Alemania con 7,6 por ciento del total, Israel 6,8, Chile 3,5, EE.UU. 3,2 y los Países Bajos con el 2,7 por ciento. Según el IPCVA el promedio del precio FOB en dólares por tonelada de exportación de carne vacuna congelada y procesada cayó un -29,3 por ciento en la comparación interanual de noviembre.

Consumo de carne vacuna. En 1980 el consumo argentino de carne vacuna en kilogramos por habitante estaba en un promedio anual de 86,4 kilos. En la actualidad, el consumo promedio por habitante es de 47 kilos, aproximadamente. Venimos, año tras año, consumiendo menos carne vacuna y, a ritmo inverso, aumentamos el consumo de carne aviar y porcina.

Al precio de la carne vacuna planchado, al desplome del precio de exportación, y la baja constante en el consumo, se les suman el aumento del precio de los alimentos para los animales y del costo de producción general; más la sequía que perjudica a toda la producción agroalimentaria y que en el caso de la cadena cárnica produce una venta temprana de animales chicos, ocasionando una sobreoferta. En estas variantes podemos encontrar el porqué de los precios estancados de la carne.

Hasta cuándo se va a mantener el precio, sin o con leves aumentos, es la pregunta que sobrevuela en el gobierno y entre los productores, a sabiendas que en algún momento de este nuevo año la situación va a detonar. Año electoral, por el cual es imperioso anticiparse.

Los grandes productores, como así también los pequeños y medianos productores, plantean un retraso del precio de la hacienda, anunciando considerables pérdidas en el último semestre del 2022. Al mismo tiempo saben que el mostrador no aguanta una suba de precios considerable para equilibrar las pérdidas enunciadas. Cabe aclarar que los grandes jugadores del sector pueden soportar económica y financieramente la situación de estos últimos meses, mientras que los sectores AgroPymes, no; al igual que el bolsillo de los trabajadores.

En diciembre del 2011 el salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) era de 2.670 pesos, mientras el dólar estaba en 4,29 pesos; 11 años después el SMVM es de 61.953 pesos y el dólar oficial vale 185,75 y el ilegal 353 pesos. Nuestro SMVM equivalía a 622,37 dólares en el 2011 y hoy equivale a 333,52 dólares oficiales y 175,50 dólares ilegales.

FUENTE: PÁGINA 12

OPERADOR: ANA PAULA CARRASCO

Los comentarios están cerrados.