Recetas: cómo preparar la mejor pasta a la carbonara

Esta receta es perfecta para los amantes de la cocina italiana y una excelente opción para disfrutar en cualquier ocasión.

 

La pasta a la carbonara es un plato clásico de la cocina italiana que ganó popularidad en todo el mundo. Se caracteriza por su salsa cremosa y sabrosa, compuesta principalmente por huevos, queso, panceta o guanciale (panceta italiana) y pimienta negra.Esta receta es perfecta para los amantes de la cocina italiana y una excelente opción para disfrutar en cualquier ocasión.

Receta de la carbonara

Aunque su origen exacto es motivo de debate, se cree que se originó en la región del Lacio, en Italia. La pasta a la carbonara es apreciada por su simplicidad y delicioso sabor. Es importante destacar que la auténtica receta de la carbonara no lleva nata o crema, sino que su cremosidad proviene de la emulsión de los huevos con el queso y la grasa de la panceta.

Se caracteriza por su salsa cremosa y sabrosa.

Se caracteriza por su salsa cremosa y sabrosa.

Ingredientes

  • 350 g de pasta (preferentemente spaghetti)
  • 200 g de panceta o guanciale (panceta italiana), cortada en cubos pequeños
  • 3 yemas de huevo
  • 100 gde queso Pecorino Romano rallado (o Parmesano)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva extra virgen
Aunque su origen exacto es motivo de debate, se cree que se originó en la región del Lacio, en Italia.

Aunque su origen exacto es motivo de debate, se cree que se originó en la región del Lacio, en Italia.

Preparación

  1. En una olla grande, herví agua con sal. Cociná la pasta hasta que esté al dente. Una vez lista, reservá un poco del agua de cocción.
  2. Mientras tanto, en una sartén grande, calentá un poco de aceite de oliva a fuego medio. Agregá la panceta o guanciale y cocinala hasta que esté dorada y crujiente. Retirá la sartén del fuego y reservá.
  3. En un tazón aparte, batí las yemas de huevoy mezclalas con la mitad del queso rallado. Agregá sal y pimienta al gusto y mezclá bien.
  4. Cuando la pasta esté lista, escurrila y reservala en la misma olla caliente. Verté gradualmente la mezcla de yemas y queso sobre la pastacaliente, revolviendo vigorosamente para que se mezcle de manera uniforme. La temperatura de la pasta cocinará las yemas, creando una salsa cremosa.
  5. Agregá la panceta o guanciale dorada y crujiente a la pasta y mezclá nuevamente.
  6. Si la pasta parece demasiado espesa, podés agregar un poco del agua de cocción reservada para diluir la salsa y lograr la consistencia deseada.
  7. Serví la pasta a la carbonara inmediatamente. Espolvoreá el queso Pecorino Romano restante por encima y, si querés añadí un poco de pimienta negra molida.

FUENTE: AMBITO

OPERADOR: ANA PAULA CARRASCO

Los comentarios están cerrados.