La petrolera Raízen Argentina, licenciataria de la marca Shell, subió los precios de sus combustibles un 4 por ciento este domingo. El ajuste forma parte del acuerdo cuatrimestral negociado con las petroleras en noviembre, que preveía una suba de 4 por ciento mensual entre diciembre y febrero y un 3,8 por ciento adicional en marzo. Axion e YPF aplicarán el mismo ajuste en las próximas horas.

El incremento estaba previsto para el 3 de enero, pero la secretaria de Energía Flavia Royón les pidió a las petroleras que lo posterguen hasta mediados de mes. Como no hay nada firmado, depende de la voluntad de las partes y finalmente el aumento se demoró.

Ahora Raízen dio el primer paso. En las estaciones Shell, la nafta súper se conseguía el domingo a 163 pesos, el gasoil a 183, la nafta “premium” a 200, y el gasoil de mayor calidad a 283 pesos. La firma comunicó en las últimas horas que con la actualización de los precios busca absorber mínimamente los incrementos de los precios de los biocombustibles, el aumento de costos logísticos, y la variación del tipo de cambio oficial que afecta el precio de las materias primas que utilizamos para la producción de combustibles”.

Las petroleras habían pedido inicialmente que les dejaran aumentar en los primeros meses del año porque sabían que a medida que se acerquen las elecciones presidenciales va a ser cada vez más difícil hacerlo. Sin embargo, el ministro Sergio Massa les dijo en noviembre que la apuesta oficial consiste en tratar de desacelerar los precios lo más posible a comienzos de año. En el gobierno tienen claro que cuanto más se tarde en bajar la inflación menos chances electorales tendrá el oficialismo. Por eso decidieron apostar fuerte por una desaceleración en el primer trimestre del año.

 

Los empresarios exigieron en ese momento que el dólar oficial tampoco subiera por encima del 4 por ciento durante ese período. Massa les dijo que en diciembre iba a ser difícil cumplir ese pedido, pero prometió que luego la tasa de devaluación se iba a ir desacelerando. Si no cumple, está previsto que se vuelvan a sentar a negociar en febrero.