Legisladores porteños del Frente de Todos impulsan una ley para crear la empresa estatal “CannaBA”, dedicada al desarrollo de productos derivados del cannabis “con fines científicos, medicinales, terapéuticos e industriales”.

El proyecto de ley es impulsado por Claudia Neira, junto a sus compañeros de bloque Maia Daer, Cecilia Segura y Laura Velasco. Tiene como objetivo “promover la radicación de emprendedores y empresas que generen cultivos, producciones y comercialicen derivados de la planta de cannabis”.

“Uno de los objetivos es generar el acceso para las personas que necesitan este tipo de consumo medicinal, que siempre es dificultoso. Hoy en día lo logran a través del autocultivo o de un tercero. Hasta llegan a importarse en caso de ser necesario. En este contexto, ¿qué mejor que sea el propio estado el que habilite la producción para poder garantizar el acceso gratuito para aquellas personas que lo necesitan?, explicó Neira consultada por Página/12.

En este sentido, no descartó que de, avanzar la iniciativa, en territorio porteño se habiliten zonas de cultivo de cannabis a cargo del Gobierno, tal como ocurre en otras provincias, como Jujuy o Santa Fe. “Abrimos la posibilidad de plantaciones propias. Por las características, creemos que se puede generar algunas, quizás de tipo indoor”.

https://twitter.com/NeiraClaudia/status/1552653728930357255

Pero también se puede generar la promoción de productores habilitados. Es algo que se abre con la nueva Agencia Regulatoria (de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal, reglamentada en mayo de este año por la Ley 27.669) se puede hacer. Es todo un desarrollo nuevo que se abrió también con la Resolución 781/2022 para desarrollar productos vegetales y derivados que puedan estar destinados al uso y la aplicación medicinal”, añadió.

En este sentido, para Neira “hay que poder investigar, desarrollar conocimiento y acompañar desde la economía a lo industrial”. “Consideramos que la Ciudad no está teniendo una mirada de generar un modelo de desarrollo hacia los sectores productivos que se están abriendo en Argentina y el mundo. El cáñamo empieza a tomar un vuelo importante. Hay sociedades que cotizan en bolsa. Hay una perspectiva de generación de puestos de trabajo, de divisas”, comentó.

Cómo funcionaría CannaBA

Para dirigir esta empresa estatal, los legisladores propusieron un directorio de cinco miembros, designados por la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires. Tendría un consejo asesor integrado por usuarios y familiares de usuarios de cannabis medicinal, profesionales de la temática, además de representantes de organizaciones no gubernamentales y de la Legislatura.

En los fundamentos del proyecto se hace referencia a algunos antecedentes legislativos sobre el tema, entre los que se destaca la sanción, por parte del Congreso nacional en 2017, de la ley 27.350, que reguló la investigación para el uso medicinal, terapéutico y paliativo del dolor de la planta de cannabis. Dicha ley fue reglamentada ese mismo año y modificada en 2020 con el objetivo de eliminar obstáculos en el acceso al aceite de cannabis medicinal.

Los objetivos

  • El desarrollo científico, productivo, comercial y logístico de productos derivados de la planta de cannabis con fines científicos, medicinales e industriales.
  • Promover la radicación de emprendedores y empresas que generen cultivos.
  • Promover y diseñar capacitaciones para el sistema de salud.
  • Potencial la actividad en todo el territorio nacional y construir redes público-privadas.
  • Promover la vinculación del sector científico, el sector productivo y la sociedad.

La vinculación con organizaciones y actores

Finalmente, la legisladora del Frente de Todos explicó que el proyecto para la creación de CannaBA ya fue presentado, pero aún no comenzó el debate en comisiones. En este sentido, explicó que a través de la vinculación con diversas organizaciones y actores vinculados al tema buscan sumar aportes para el proyecto y generar un espacio de miradas amplias y diversas.

“Participamos para antes de la sanción de la Ley 6349, de Cannabis Medicinal, que es la ley de la Ciudad que permite el acceso medicinal del cannabis, de conversaciones con diversas organizaciones. Tuvimos varias reuniones y nos interiorizamos. Participamos del debate”, explicó Neira.

Y finalizó: “Este proyecto pensamos que es un impulso para abrir un debate. Le remitimos el proyecto a las organizaciones y a diferentes actores institucionales y sociales para que puedan darnos una devolución. Necesitamos discutrilo con el Ejecutivo. Creemos que debería tomarlo como un aporte para el desarrollo. Vamos a abrir herramientas de participación para poder tener un intercambio y que hagan sus aportes”.

Por Dylan Resnik

Op: Rosales Zamira